Confundador de Twitter pide disculpas: “Trump no sería presidente sin nosotros”

El cofundador del popular servicio de microblogging TwitterEvan Williams, ha pedido disculpas este sábado por el papel ejercido por la red social al extender la popularidad del dirigente estadounidense, Donald Trump, y ayudarle “a alcanzar la Presidencia”.

 Williams, que fundó Twitter en el 2006 junto a Jack Dorsey, Noah Glass y Biz Stone, ha lamentado que la red social propiciase la popularidad y el ascenso de Trump en la carrera presidencial.
“El papel que jugó Twitter en esto fue muy malo. Si es verdad que él no sería presidente sin ser por Twitter, entonces lo siento”, ha aseverado en una entrevista para el diario New York Times.

“Internet está mal y cada vez hay más personas conscientes de esto”, ha señalado Williams en relación a las declaraciones de Trump sobre la importancia de Twitter como herramienta política.

“Creo que si no fuera por Twitter no estaría aquí. De mí sólo escriben cosas falsas. Si me fijo en cadenas como la CNN se trata de una prensa completamente deshonesta”, aseveró recientemente el presidente estadounidense a un periodista de Fox.

“Yo pensaba que si todos podíamos hablar libremente e intercambiar informaciones e ideas, el mundo se convertiría en un lugar mejor automáticamente. Me equivocaba”, ha explicado Williams, que asumió la presidencia de la compañía en 2008, puesto que ocupó hasta 2010.

“Creo que Internet está roto”, dice. Él ha creído esto por algunos años, en realidad. Pero las cosas están empeorando. “Y es mucho más obvio para mucha gente que está roto.”

“La gente usa Facebook para mostrar suicidios, palizas y asesinatos, en tiempo real. Twitter es una colmena de trolling y abuso que parece incapaz de detener. Las falsas noticias, ya sean creadas por ideología o por ganancias, corren rampantes. Cuatro de cada diez usuarios adultos de Internet dijeron en una encuesta que habían sido acosados en línea. Y eso fue antes de que la campaña presidencial se calentara el año pasado.”

“Pensé que una vez que todos pudieran hablar libremente e intercambiar información e ideas, el mundo automáticamente será un lugar mejor”, dice Williams. “Yo estaba equivocado sobre eso.”