Vladimir Putin pide unidad en la conmemoración del Día de la Victoria

El evento realizado anualmente exalta el sacrificio de los soldados soviéticos en la Segunda Guerra Mundial.

 

El presidente de Rusia, Vladimir Putin apeló este martes a la unidad internacional en la lucha contra amenazas como el terrorismo, además de mencionar que Rusia está dispuesto a cooperar en este tema, las palabras fueron hechas durante su discurso que conmemora el Día de la Victoria contra el ejército nazi.

El jefe del Kremlin destacó también el fortalecimiento que han tenido las fuerzas militares rusas para poder hacer frente a este tipo de amenazas, esto durante el 72 aniversario de la derrota de la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial.

Hoy, la propia vida nos exige fortalecer nuestro potencial defensivo. Pero para una lucha efectiva contra el terrorismo, el extremismo, el neonazismo y otras amenazas es necesaria la unidad de toda la comunidad internacional. Nosotros estamos abiertos a esa cooperación”, dijo Putin en la celebración del Día de la Victoria.

Vladimir Putin dio su discurso, como se hace cada 9 de mayo, en la emblemática Plaza Roja, esto ante más de 10 mil militares en formación además de la presencia de veteranos de guerra, en la celebración de una de las fechas más importantes en Rusia, la que recuerda a los 26 millones de muertos que dejó esta contienda, conocida como la Gran Guerra Patria entre los pueblos de la Unión Soviética.

El presidente de Rusia recordó “el sacrificio” realizado por los soldados soviéticos en ese entonces, además de rendirles homenaje “sin ocultar las lágrimas en los ojos y sin escatimar palabras de respeto y agradecimiento”.

El triunfo sobre ese poder terrible totalitario permanecerá para siempre en la historia de la Humanidad como la mayor victoria de la vida y de la razón sobre la muerte y la barbarie. Tenemos que recordar que esa victoria se logró al precio de pérdidas enormes e irreparables”, dijo Putin.

En alusión a la guerra, agregó que “esa tragedia monstruosa no fue evitada, en primer lugar porque la ideología criminal de la superioridad racial fue tolerada gracias a la división entre los grandes países”.

Después del desfile, miles de personas marcharon por Moscú y otras ciudades, en el llamado “Regimiento inmortal”, con los retratos de sus antepasados fallecidos en la II Guerra Mundial.