Virus de coxsackie: ¿sabes qué enfermedad provoca sobre todo en niños?

Quizás no habías escuchado antes del virus coxsackie o que provoca el llamado síndrome mano-pie-boca, aunque recientemente que tuvo un brote en Ciudad de México, así como los estados de México y Tlaxcala.

¿Cómo se contagia?

El virus de coxsackie se contagia a través del contacto directo con secreciones de la nariz y garganta, ampollas y heces de personas infectadas.

¿Cuáles son sus síntomas y cuándo aparecen?

Síntomas de fiebre, inapetencia, rinorrea y dolor de garganta pueden aparecer entre tres y cinco días después de la exposición. Aparece una erupción similar a ampollas, generalmente en las manos, los pies y la boca entre uno y dos días después de los síntomas iniciales.

La persona es contagiosa al aparecer durante los síntomas iniciales y puede continuar contagiando la enfermedad hasta que las lesiones ampollosas de la piel desaparezcan. Se sabe que el virus se sigue eliminando en la materia fecal durante varias semanas.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de manos, pies y boca?

Generalmente la aparición de una erupción ampollosa en las manos, los pies y la boca de un niño con fiebre baja hace sospechar el diagnóstico. Aunque existen pruebas virales específicas para confirmar el diagnóstico, rara vez se realizan debido a su costo y al tiempo necesario para completar las pruebas.

¡Pero calma! La enfermedad no es grave ni epidémica, según afirmó el académico de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía (ENMH) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Alfredo Servín Andrade.

El especialista detalló que el agente viral convive en el tracto digestivo, el cual pertenece a la familia de los enterovirus (que incluye también a la hepatitis A), mismos que no tienen graves consecuencias, aunque puede haber complicaciones en algunos casos, que lleguen a generar meningitis y encefalitis (inflamación del cerebro).

Agregó que en la mayoría de los casos los infantes se recuperan sin tratamiento, en el periodo de una semana a diez días, pero recomendó acudir con el médico al momento de que se muestren los primeros síntomas.

Ante ello, exhortó a generar ambientes sanos en la convivencia familiar de los niños.