Musulmana de 17 años fue asesinada en Virginia

Nabra Hassanen era el nombre de la joven

En un acto lleno de maldad y cobardía, una joven musulmana de 17 años fue asesinada en Virginia, el crimen se dio después de que la menor de edad fue secuestrada enfrente de la iglesia donde se congregaba, hasta ahora las autoridades han decidido no calificar su homicidio como un crimen racial.

A falta de unos días para que finalice el Ramadán (fiesta religiosa de los musulmanes) esta joven de nacionalidad estadounidense fue ultimada, horas antes de que se presentará el atropellamiento en Londres, lo que ha provocado una gran impacto e indignación en la comunidad musulmana en Estados Unidos.

Estamos desolados y con el corazón roto, es momento de estar unidos, tenemos que orar y cuidad a nuestros jóvenes” fueron las palabras que enviaron los miembros de la la iglesia de All Dulles Area Muslim Society de Sterling.

El nombre de la joven secuestrada y posteriormente asesinada era Nabra Hassanen, quien fue privada de su libertad cuando caminaba junto a un grupo de sus amigos, tras haber participado en una sesión de oraciones nocturnas en la iglesia a la cual asistía.

Un hombre, quien viajaba en un auto, descendió del mismo mientras portaba un bate de beisbol,  corriendo para atacar a este grupo de jóvenes musulmanes, ellos corrieron, pero no se dieron cuenta que Nabra había sido capturada por su atacante.

Horas después de este suceso, la Policía del condado de Fairfax, en Virginia encontró el cuerpo de la joven en un estanque de la ciudad, las autoridades informaron que detuvieron a un hombre de 22 años llamado Darwin Martinez Torres, quien fue acusado por el asesinato de Nabra Hassanen.

No le estamos dando el tratamiento de crimen racista al asesinato de la joven” informó ayer la Policía de Fairfax mediante su cuenta de Twitter, aunque dicho crimen tiene todas las características de un crimen racial.

Los Musulmanes en Estados Unidos han rechazado la violencia. Foto: CNN
Los Musulmanes en Estados Unidos han rechazado la violencia. Foto: CNN