Recep Tayyip Erdogan llega a la Casa Blanca en busca de un aliado

El mandatario buscará la deportación del clérigo Gülen por intento de golpe de estado.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan sostuvo una reunión con el mandatrio estadounidense, Donald Trump para tocar distintos temas que podrían afianzar la relación entre mandatarios y posibes decisiones que involucren a sus naciones.

Veo esta visita como un nuevo comienzo en las relaciones turco-americanas. Hemos observado que algunas informaciones que recibimos de Washington son insuficientes. Si Dios quiere, esta visita será un nuevo comienzo”, dijo el mandtario turco el pasado 12 de mayo, antes de partir a China, desde donde dirigió camino a los Estados Unidos.

La visita de Erdogan incluye altos mandatarios del gobierno turco, como son los casos de el jefe de los servicios secretos y al portavoz del presidente turco.

Uno de los primeros temas en la discusion entre ambos mandatarios es la guerra que se desarrolla en territorio sirio, en caso concreto, la operación para la toma de Raqqa, uno de los bastiones del Estado Islámico.

Erdogan ha manifestado en reiteradas ocasiones su deseo para que la decisión tomada por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de armar a las milicias kurdo-sirias YPG, no ha sido del agrado del presidente turco, por lo que quiere convencerle para poder darle marcha atrás.

No queremos que esto ocurra, así que lo hablaremos. Siempre he dicho y lo diré nuevamente: luchar contra una organización terrorista con ayuda de otra organización terrorista no es una buena política”, mencionó Erdogan.

Otro de los temas centrales dentro de la visita de Erdogan a la Casa Blanca es lograr la extradición del clérigo Fethullah Gülen, que reside en Pensilvania y al que se acusa de haber instigado el fallido golpe de Estado contra Erdogan del pasado año.

En territorio turco sería considerada como una buena decisión el hecho de que Gülen fuera devuelto a su patria, aunque en estos casos, los tribunales de la nación estadounidense tiene la última palabra.