Conoce a Philipp Budeikin, el creador de la ‘Ballena Azul’

Ha ocasionado el suicidio de centenas de adolescentes.

En los últimos meses se ha escuchado y leído mucho en las redes sociales y el internet sobre el juego de la ‘Ballena Azul’, el cual habría ocasionado el suicidio de decenas de adolescentes alrededor del mundo, su creador es un joven ruso de 22 años, llamado Philipp Budeikin, quien comenzó con esta tendencia en Rusia y posteriormente cruzo sus fronteras.

Philipp Budeikin ya fue localizado y detenido desde finales del 2016 y el mismo se ha denominado como el creador de esta macabra actividad, él es la “mente perversa” que está detrás de un juego que hoy pone en peligro a miles de jóvenes en diferentes países en el mundo.

La Ballena Azul es un juego de 50 retos en 50 días que se ha vuelto popular en Facebook.
El juego de la Ballena Azul ha causado estado de alerta en diferentes autoridades alrededor del mundo

Se espera que el creador de ‘Ballena Azul’ sea llevado a juicio en el próximo mes de julio y no existen dudas de que es culpable de provocar el suicidio de decenas de jóvenes rusos, ya que ha aceptado estar detrás de todo: “Sí, yo lo hice, todos ellos murieron felices, les di lo que no tienen en la vida real, calidez, comprensión y comunicación”, declaró Budeikin.

La mente retorcida del joven ruso lo ha llevado a considerar que le está haciendo un favor a la sociedad, ya que ha calificado a sus víctimas como residuos y asegura que está ayudando a limpiar el mundo.

Son residuos, los cuales no tienen ningún valor para el mundo, ni para la sociedad, hacen mucho daño, yo estaba limpiando la sociedad”, dijo.

¿Quién es Phillip Buidekin?

Phillip Buidekin estudió psicología y esto le habría ayudado a realizar este juego macabro, el el cual invita a los participantes a realizar un reto durante 50 días y todos terminarían de la misma manera, con el suicidio.

También tiene estudios en ingeniería de audio y las autoridades rusas  aseguran que este seleccionaba adolescentes con problemas de depresión, a los cuales sería fácil convencer de que quitarse la vida es el mejor camino.