¿Qué pasa en Palmarito y cómo entenderlo?

Te dejamos algunas imágenes para entender el conflicto en Puebla.

El robo de combustible en tomas clandestinas en Palmarito, Puebla, ha creado enfrentamientos que dejan un saldo preliminar de 10 personas muertas, 12 heridas y 14 detenidas.

Estos hechos provocaron que los habitantes de Palmarito bloquearan por un lapso de cuatro horas la circulación en la autopista Puebla-Orizaba en dirección a Veracruz.

10 personas resultaron muertas tras el enfrentamiento entre Fuerzas federales y delincuentes.

Las autoridades informaron de un primer enfrentamiento ocurrido el miércoles, lo que dejó dos soldados muertos y uno más herido.

Cuatro de las personas fallecidas se trataban de militares, una más era mujer.

En esta oportunidad, una tropa de militares “efectuaba reconocimientos terrestres” cuando recibió el ataque “con disparos de arma de fuego” por un grupo de individuos que se transportaban a bordo de cinco camionetas, tres de ellas eran blindadas, según lo comunicado por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

El bloqueo militar se dio con un gran dispositivo ejecutado. Los habitantes no lo aceptaron. Foto: E-consulta (Twitter)

La carretera fue bloqueada a la altura del kilómetro 187 para exigir la salida de elementos del Ejército de México y de la Gendarmería.

Se realizaron bloqueos por parte de los habitantes de Palmarito para evitar el paso a las Fuerzas Militares y así “evitar más muertes”

Fuerzas Federales llegaron al municipio durante las primeras horas de este jueves 4 de mayo, aunque los mismos no fueron bien recibidos tras los conflictos ocurridos el día miércoles en la misma zona.

Los bloqueos se extendieron por un lapso de cuatro horas.

Puebla es uno de los estados con mayor índice de robo de combustible a través de tomas clandestinas, una actividad que se traduce en aproximadamente en 2 millones de dólares anuales en pérdidas para PEMEX.

Los habitantes accedieron a reabrir la circulación en la autopista Puebla-Orizaba tras ser respetado lo pedido ante las autoridades.

Estas tomas clandestinas también han provocado diversas explosiones por el maltrato del combustible robado. Solamente en el 2010 fue registrada una en San Martín Texmelucan dentro del estado de Puebla en donde fallecieron 49 personas.