El Papa Francisco sufrirá una “crítica feroz” pero “no le quita el sueño”

Así lo dijo Gregorio Rosa Chávez, quien será el primer cardenal en El Salvador

El Papa Francisco está destinado a sufrir una “crítica feroz” porque ha tomado algunas decisiones “totalmente revolucionarias” como hacer cardenales a clérigos impensados, pero él lo sabe y “se lo toma con un grandísimo sentido del humor”, afirmó Gregorio Rosa Chávez.

El clérigo salvadoreño, quien recibirá la dignidad de cardenal el próximo 28 de junio en El Vaticano, insistió que el pontífice “no se hace problemas” ni le “quita el sueño” que lo critiquen y eso debería ser “una gran lección”.

“Uno a veces se deprime porque no sabe leer más allá, (pero) él mira más allá, a Jesús que va a adelante con los pies ensangrentados. Va a poner sus pasos en las huellas del señor que muchas veces no son de gloria, son de sufrimiento”, indicó en entrevista con Notimex.

Gregorio Rosa Chávez, el primer cardenal en la historia de la Iglesia, siendo obispo auxiliar.
Gregorio Rosa Chávez, el primer cardenal en la historia de la Iglesia, siendo obispo auxiliar.

Rosa Chávez es uno de los cinco nuevos cardenales que recibirán el birrete colorado de manos de Francisco la tarde del próximo día 28 en la Basílica de San Pedro, durante un Consistorio Público que sorprendió a todos los observadores vaticanistas que no llegaron a prever una inminente ronda de purpurados.

El caso de Rosa Chávez es especial, pues será el primer cardenal en la historia de El Salvador y, además, el primer clérigo en la historia de la Iglesia en alcanzar esa dignidad siendo obispo auxiliar. Esto mientras su superior directo, el arzobispo de San Salvador, no goza de esa distinción.

Un caso inédito que provocó una “sorpresa total” en el distinguido, como él mismo lo reconoció. Aseguró que no había tenido ninguna señal previa que le indicase hacia dónde se inclinaría el pontífice argentino.

“Me enteré a las cinco de la mañana, cuando en Roma era la una de la tarde, cuando una religiosa me llamó para darme la noticia, yo creí que era una broma, me explicó que no, que era algo totalmente confirmado. Entonces me quedé con un largo silencio, desconcertado, abrumado”, explicó.

Eso ocurrió el 21 de mayo pasado cuando, desde la ventana de su estudio personal en el Palacio Apostólico, Jorge Mario Bergoglio anunció ante la multitud su decisión de “crear” cinco nuevos cardenales. A ninguno de ellos le había informado con antelación.

Rosa Chávez es obispo auxiliar de San Salvador y su caso es el ejemplo más claro de la decisión del Papa de ignorar el protocolo a la hora de asignar los birretes cardenalicios.