Oleoducto de Dakota derrama 318 litros de petróleo

Meses anteriores diversas protestas denunciaron su construcción y advirtieron de los peligros.

 

 

El oleoducto de Dakota, uno de los más polémicos en los últimos tiempos, dadas las protestas que se realizaron previo a su construcción por parte de varias tribus de nativos americanos, ha revelado una fuga sucedida el pasado 6 de abril en donde se derramaron más de 318 litros de petróleo.

Las tribus de nativos americanos unieron fuerzas con grupos ambientalistas para protestas en la reserva india de Standing Rock contra la construcción del oleoducto de Dakota Access Pipeline. Durante meses se encargaron de advertir sin descanso sobre los peligros que la instalación suponía para el medioambiente.

El derrame se dio en el una estación de bombeo ubicada en Dakota del sur, según lo señalado por reguladores gubernamentales.

Nadie nos escuchó. Nadie quiere escucharnos porque se dejan llevar por el dinero y la codicia“, fue lo denunciado por el presidente de la tribu Sioux, Dave Archambault II, a través de un comunicado.

El oleoducto, destinado a transportar petróleo desde Dakota del norte a Illinois, aún se encuentra en total operación. Aunque su funcionamiento inició desde finales de marzo, tras la autorización realizada por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, esto tras dos días de haber iniciado su actividad dentro de la Casa Blanca.

Con este incidente acontecido, los temores que se habían expresado anteriormente por parte de comunidades tribales y ambientalistas se han hecho realidad. A pesar de que las autoridades mencionaron que la fuga fue controlada con prontitud, para los protestantes este es un claro reflejo de los peligros ambientales que implica esta instalación.

Siguen diciendo a todo el mundo que es una instalación de vanguardia, que no se pueden producir fugas, que nada puede salir mal. Pero esto nunca ha sido verdad“, dijo el abogado de la tribu Sioux de Standing Rock, Jan Hasselman, a The Guardian.

Energy Transfers Partners, empresa encargada de la construcción del oleoducto, mencionó a través de un portavoz que la instalación es segura y que la fuga había sido contenido en forma apropiada.