Ola de ataques en el norte de Nigeria deja 58 muertos y 139 heridos

Ataques al norte de Nigeria

Al menos 58 personas murieron y 139 resultaron heridas en una serie de ataques con explosivos que fueron perpetrados hoy en la ciudad de Maiduguri, en el estado de Borno, noreste de Nigeria.

Los ataques se dieron con una hora de diferencia, alrededor del mediodía de este sábado en dos mercados populares y una estación de autobuses de esa ciudad, capital de Borno, en momentos en que esos lugares se encontraban llenos de gente.

Este es el peor ataque en Maiduguri desde que los combatientes del grupo islamista Boko Haram fracasaron en su intento por tomar el control de la ciudad a finales de enero pasado, de acuerdo con reportes del diario nigeriano The Punch.

Los militantes han lanzado ataques sin tregua Maiduguri durante los seis años que lleva su campaña por establecer un estado islámico en el norte de Nigeria, que ha costado más de 13 mil vidas a pesar de los esfuerzos del ejército por contener al grupo.

El periódico local The Guardian reportó que una mujer con explosivos atados a su cuerpo se inmoló en el mercado de pescado de Baga, indicó el jefe del sindicato de pescadores, Abubakar Gamandi, quien estaba en el lugar.

Alrededor de una hora después, otra explosión sacudió el popular mercado Monday provocando un gran caos y 60 minutos después un tercer estallido se produjo a un costado de la terminal del servicio express de autobuses.

Se desconoce el origen de la segunda y tercera detonaciones, pero la policía sospecha que habrían sido efectuadas también por mujeres atacantes suicidas, ya que en los últimos meses Boko Haram las ha utilizado como bombas humanas en ataques.

En breves declaraciones a la prensa local, el comisionado de la policía de Borno, Clemente Adoda, dio una cifra preliminar de “58 muertos y 139 heridos en los tres lugares”, y afirmó que para esta tarde la “normalidad ha sido restaurada”.

Tras el múltiple atentado, las fuerzas de seguridad ordenaron el cierre de todos los centros y locales comerciales como medida de precaución ante la posibilidad de que continuaran los ataques en la ciudad.

Aunque hasta ahora ningún grupo ha reivindicado los tres ataques, el comisionado de Justicia de Borno, Kaká Shehu, responsabilizó a Boko Haram de la violencia ocurrida este sábado, describiéndola como una respuesta a las derrotas que ha sufrido en las últimas semanas.

“Los terroristas están enojados por la forma en que han sido expulsados de ciudades y pueblos, y ahora están desahogando su rabia”, añadió Shehu.