Obesidad de mascotas en los Estados Unidos al alza

El sobrepeso en los gatos y perros domésticos ha aumentado hasta en un 150%.

 

Aunque parecería que es muy tierno ver a tu gato regordete darse vueltas por la cama o parece tierno ver a tu perro con algo de “pancita”, la realidad es que la obesidad en los animales se ha convertido en algo serio.

Una tercera parte de los perros y gatos en territorio estadounidense tienen sobrepeso, esto de acuerdo a las cifras que ha ofrecido el reporte anual de salud animal de Banfiel Pet Hospital.

Los números han aumentado significativamente, siendo un aumento del 169% para los gatos, mientras que los perros han sufrido un aumento general en 158% dentro de los últimos diez años.

Al igual que en el caso de los humanos, la obesidad en las mascotas trae riesgos de enfermedades ortopédicas, respiratorias, incontinencia urinaria y diabetes.

Banfiel ha registrado estos datos analizando un total de 2.5 millones de perros y 505 mil gatos que fueron vistos en este Hospital a lo largo del 2016. Sin embargo algunos otros dato de la misma institución han señalado que el problema aún es peor de lo que se cree.

La Asociación por la Prevención de la Obesidad en Mascotas (APOP) ha estimado que un 30% de los gatos domésticos son obesos, de estos el 58% sufren de sobrepeso. Mientras que en los perros los porcentajes se mantienen en 20% y 53% respectivamente.

A diferencia de los humanos, los perros y gatos domésticos no tienen control sobre su dieta, por lo que el sobrepeso es ocasionado por la falta de actividad física y la sobrealimentación que el dueño ocasiona.

Si tu mascota empieza a presentar síntomas de sobrepeso, los cuales pueden ser cinturas apenas visibles y costillas imperceptibles, lo mejor será que empieces a bajar la cantidad de alimento y comiences con actividad física para así evitar costosas operaciones por el peso, tomando siempre en cuenta la raza y edad de tu mascota.