Marcha en Canadá por el Día Internacional de la Mujer

Marcha en Toronto por el Día de la Mujer

Mujeres y hombres en Toronto, Canadá marcharon hoy por los derechos de las mujeres indígenas canadienses, contra la violencia sexual y en rechazo a la discriminación racial.

Miles de mujeres de diferentes razas y países marcharon por las calles del centro Toronto, Canadá, multicultural para unir sus voces en demanda de justicia para las víctimas de violencia sexual, discriminación y por la igualdad salarial y política.

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, que se celebra desde hace más de 100 años, se realizó aquí la tradicional marcha por los derechos de las mujeres.

La marcha partió a las 13:00 horas locales (18:00 GMT) del Instituto de Estudios en Educación de Ontario (OISE) y recorrió las calles del centro de Toronto, Canadá hasta terminar dos horas más tarde en la Universidad de Ryerson.

Representantes de sindicatos, universidades, partidos políticos, grupos de mujeres, líderes sociales y asociaciones de migrantes, así como jóvenes, niñas y abuelas participaron en esta marcha por la igualdad.

La estudiante Joshy Dasha portaba una pancarta en la que se leía: “Somos las nietas de las brujas que no pudieron quemar”.

Las mujeres y hombres de diferentes orígenes lanzaron gritos a favor de la igualdad en el Día Internacional de la Mujer, la democracia, contra la guerra y demandaron justicia para las mujeres indígenas canadienses que están siendo desaparecidas.

Mil 200 mujeres indígenas han sido asesinadas o desaparecidas en los últimos 30 años y muchos de estos casos no han sido resueltos.

La ecuatoriana indígena quechua Mabel Ernest lamentó que el gobierno federal de Canadá no reconozca las desapariciones de mujeres indígenas como un problema sociocultural.

“Estas mujeres son tomadas como algo desechable y a nadie le importa su vida. Esta marcha es una forma de demandar a los que hacen las políticas de este país que realicen acciones concretas contra estos asesinatos”, agregó.

“El modelo de igualdad canadiense no llega a las comunidades de las Primeras Naciones”, aseveró Ernest.

La salvadoreña sindicalista Martha Villera dijo a Notimex que siempre ha participado en marchas del Día Internacional de la Mujer desde que tenía 15 años y expresó que el asesinato de mujeres indígenas es “una vergüenza para un país rico como Canadá”.

La marcha se realizó entre calles nevadas y con una amigable temperatura de un grado centígrado.

Otras de las demandas fueron mayor presupuesto para guarderías, mayor participación femenina en los cargos de elección popular, apoyo a los refugiados y reclamos para detener la violencia contra las mujeres en Darfur, Sudán.

Una manifestante sudanesa detalló que 221 mujeres fueron violadas durante 36 horas en octubre pasado en Darfur.

La gobernadora de Ontario, Kathleen Wynne, primera mujer en ocupar este cargo, anunció la víspera un monto de 41 millones de dólares para un programa contra la violencia sexual llamado “It is never okay”, para terminar con la “cultura de la misoginia” que, dijo, está arraigada en la sociedad.