Liberan a Hipólito Mora, líder autodefensa en Michoacán

Hipólito Mora, líder de autodefensas de Michoacán, es encarcelado por muertes en enfrentamiento.

Las autoridades michoacanas revocaron el auto de formal prisión que mantenía a Hipólito Mora y a sus allegados tras las rejas. Aunque en México aseguraban que Mora iría por una diputación, esta mañana el líder autodefensa aseguró que no será diputado porque “son unos rateros”

“Ya se notificó la resolución. Se revoca la prisión, sale en libertad. Sale Hipólito Mora y sus compañeros”, dijo Gabriel Torres,su abogado , a un canal de televisión local.

Según la Séptima Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia del Estado, Hipólito Mora y sus hombres actuaron en legítima defensa ante el ataque recibido el 16 de diciembre de 2014 que les llevó a prisión y además el grupo al que pertenecían contaba con legitimación social.

Hipólito Mora, que permanecía en prisión desde el 30 de diciembre, se entregó voluntariamente a las autoridades junto a 27 miembros de su grupo.

Los hechos por los que se le investigaba tanto a su grupo como a sus rivales, sucedieron el 16 de diciembre, cuando sus seguidores se enfrentaron a balazos en la comunidad de La Ruana con los de un grupo de autodefensas liderado por Luis Antonio Torres, “El Americano”.

El combate dejó un saldo de 11 muertos, entre ellos el hijo del líder fundador de las autodefensas.

Torres, “El Americano“, también se entregó a la justicia junto a 8 de sus hombres.

Mora acusó al grupo de Torres de haberlos atacado sin provocación previa. Torres culpó a Mora de lo mismo.

Quien era Comisionado Federal para la Seguridad en Michoacán por aquel entonces, Alfredo Castillo sostuvo entonces que el enfrentamiento entre ambos grupos no era un asunto de seguridad pública sino “animadversiones y conflictos pero entre las propias autodefensas”.

La situación de inseguridad en el estado de Michoacán provocó en 2013 el surgimiento de grupos de autodefensa que enfrentaron al cartel de Los Caballeros Templarios que controlaba no sólo el narcotráfico en la zona sino que extorsionaba a los empresarios agrícolas que supuestamente apoyaron el alzamiento en armas contra ellos.

El gobierno federal ha reconocido que el estado estaba próximo a considerarse un estado fallido y su estrategia, después del despliegue de miles de efectivos armados, pasó por integrar a los autodefensas en la llamada Fuerza Rural, un organismo policial.

La situación de inseguridad en el estado ha ido disminuyendo gradualmente debido a la presencia de los efectivos federales y la detención o muerte de los líderes de los Caballeros Templarios. El último de ellos, Servando Gómez, “La Tuta” fue detenido el pasado 2 de marzo.