Jeremy Corbyn no se inclinó ante la reina

Las redes sociales lo habían denunciado como irrespetuoso.

Dentro del primer acto oficial de Jeremy Corbyn como líder de la oposición laborista en el 75° aniversario de la Batalla de Inglaterra en la catedral de San Pablo, ha desatado la ira de la gente al haber permanecido en silencio, mientras los demás asistentes al evento entonaban el God Save The Queen.

Hoy el líder laborista ha estado dentro del ojo del huracán una vez más, pues las redes sociales se han volcado hacia él tras no haberse inclinado al paso de la reina en dirección a la cámara de Londres para la inauguración oficial del curso parlamentario.

Otro fue el caso de Theresa May, primera ministra británica, lo que ha llevado a mucha gente a pensar que el líder de la oposición ha faltado al respeto a Isabel II.

Todo parecía apuntar a algo de esta índole, aunque fue todo lo contrario, pues a diferencia de May, Corbyn se encontraba siguiendo el protocolo.

Así lo ha confirmado uno de los diarios que no es del agrado de Corbyn ni viceversa, esto tras haber citado algunas fuentes parlamentarias.

Sólo están obligados a inclinarse ante la reina cuatro miembros del Parlamento, entre ellos el presidente de la Cámara de los Comunes y el Black Rod, portador de la vara negra al que se le cierra en la cara la puerta de los Comunes cuando acude a invitar a los diputados a escuchar a la reina.

Ellos cuatro son los encargados de realizar la reverencia en nombre de las dos cámaras.

Corbyn no fue el único que si realizó el protocolo como estaba establecido, pues algunos otros funcionarios tampoco se inclinaron ante la reina en este evento.

El hecho de que algunas personas de la política británica no estén concientes del procedimiento o protocolo real no es algo de sorprenderse pues han existido diversos casos a los largo de la historia de personas que han interpretado de otra manera los gestos con la reina de Inglaterra.