Incendio en el edificio de Londres fue causado por una falla en un refrigerador

Investigan a la constructora del edificio

Las investigaciones sobre los motivos que ocasionaron el incendio en un edificio habitacional en Londres el miércoles de la semana pasada siguen arrojando nuevos resultados, ya que se ha determinado que el siniestro que ocasionó la muerte de al menos 80 personas no fue intencionado y que este habría sido ocasionado por una falla eléctrica en un refrigerador.

Dicha información fue confirmada por la superintendente de la Policía metropolitana Scotland Yard, Fiona McCormack, quien reveló la causa del incendio  de la Torre Grenfell, de 24 pisos, esta versión ya circulaba por los medios de comunicación británicos, sin embargo hasta ahora fue revelada de manera oficial.

Por otra parte, también se ha determinado que el revestimiento de las paredes de la fachada del edificio estaba hecho con un material altamente inflamable, por lo cual esto causó que las llamas se propagaran por toda la construcción en un espacio de muy poco tiempo, los materiales del antes mencionado  revestimiento y el aislamiento no superaron las pruebas de seguridad.

La Policía de Scotland Yard está en búsqueda de determinar si el uso de dichos materiales es legal o no, lo que podría darle un giro completo a las investigaciones, ya que en caso de que no lo fuera, podrían entablar una denuncia por homicidio involuntario en contra de las empresas constructoras que realizaron la remodelación de la torre.

El ayuntamiento de Londres s esa encargado de comprar 68 viviendas completamente nuevas, esto para dárselas a algunas de las familias que lo perdieron todo durante el incendio. al menos así lo informaron los medios locales, dichos apartamentos se encuentran muy cerca de Torre Grenfell, que está ubicada en el barrio de Kensington.

Las investigaciones sobre el incendio están trayendo nuevos resultados, ya que el gobierno de la Gran Bretaña ha informado que al menos otros 11 edificios están construido con material inflamable, por lo que corren un alto riesgo de incendio.