Hillary Clinton habla por primera vez de su derrota electoral

La demócrata afirma que habría sido presidenta de no ser por la interferencia rusa.

Hillary Clinton habló este martes de su derrota en las pasadas elecciones presidenciales. La culpa de dicha derrota se la atribuye a la interferencia de Rusia y a la carta publicada por el director de FBI once días antes de las votaciones.

Esta es la primera ocasión en la que la ex candidata demócrata culpa públicamente al gobierno de Vladimir Putin, quien fue acusado con anterioridad por Estados Unidos de influir en las elecciones a favor de Donald Trump.

Clinton analizó los resultados de la votación al igual que los tres primeros meses de gobierno por parte de Donald Trump, esto durante una conferencia sobre la igualdad de las mujeres y las niñas en todo el mundo, aunque acabó ligando casi todas las respuestas a la victoria del republicano.

Quien fuera secretaria de Estado mostró un rostro mucho más agresivo y contundente, frente al rostro más comedido y didáctico de la campaña, en donde hizo bromas y guiños al público, además de anunciar que se encuentra escribiendo un libro, en donde dará la versión completo de lo ocurrido hasta el ocho de noviembre del 2016.

Yo iba camino de ganar hasta que la combinación de la carta de (James) Comey y Wikileaks despertaron dudas entre algunos de mis votantes y se asustaron”, mencionó la demócrata. Clinton se refería al comunicado que el director de la FBI había emitido once días antes de las elecciones en donde aseguraba que había encontrado once correos nuevos que podrían ser relevantes para la investigación de la candidata.

Hillary Clinton habló duramente sobre la “interferencia” del Kremlin en las elecciones a través de varios ataques informáticos a la sede demócrata y el robo de los correos de su director de campaña. Aprovechó el espacio para hablar acerca de Vladimir Putin: “En 2012 los rusos salieron a la calle y protestaron en varias ciudades. Él dijo que yo había enviado a los manifestantes. Básicamente todo fue mal desde ese momento”.

La demócrata ha ido recuperando poco a poco sus apariciones públicas desde su derrota electoral dentro de eventos dedicados a los derechos de las mujeres y las niñas.