Greg Abbott promulgó ley contra ciudades santuario

El gobernador de Texas firmó la controversial ley anti inmigrante SB 4.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, promulgó la controversial ley anti inmigrante SB 4 que prohíbe las denominadas ciudades santuario además de autorizar a los policías locales el preguntar sobre el estatus migratorio a toda persona que haya sido detenida por cualquier motivo.

Los texanos esperan que mantengamos a la gente segura y eso es exactamente lo que vamos a hacer al firmar esta ley”, mencionó Abbott antes de firmar la legislación la tarde del domingo.

Abbott presentó la prohibición de las ciudades santuario como un asunto de emergencia que debía recibir consideración expedita, firmó la iniciativa cuatro días después de que fuera aprobada por ambas cámaras de la Legislatura Estatal.

La llamadas “ciudades santuario” impiden a los elementos policiales y autoridades indagar a las personas sobre su estatus migratorio o reportar indocumentados a las autoridades de migración.

La legislatura del estado de Texas intentaba prohibir las ciudades santuario desde el año 2011 sin éxito, por lo que la aprobación y promulgación del estatuto se puede considerar como una fuerte victoria para el gobernador Abbott y para el Partido Republicano.

Como gobernador, mi máxima prioridad es la seguridad pública, y este proyecto de ley promueve ese objetivo al mantener criminales peligrosos fuera de nuestras calles” dijo Abbott.

Es inexcusable liberar a individuos de la cárcel que han sido acusados de crímenes atroces como agresión sexual contra menores, violencia domestica y robo. Hy consecuencias mortales a no hacer cumplir la ley y Texas se ha convertido en un estado donde esas prácticas no son toleradas”, indicó el gobernador.

Grupos a favor de los inmigrantes han amenazado con acudir a las Cortes para poder frenar la aplicación de la legislación al considerarla anticonstitucional.

La ley SB 4 entrará en vigor el próximo 1 de septiembre y tiene como objetivo prohibir que los gobiernos locales adopten políticas consideradas santuario para los inmigrantes indocumentados, al impedirles acatar las leyes de inmigración.