Greenpeace cuelga manta en la Torre Eiffel en rechazo a Le Pen

La manta es en señal de protesta de la candidata ultraderechista.

Activistas de Greenpeace han colocado en la torre Eiffel de París, Francia una manta de gran tamaño para mostrar su rechazo al Frente Nacional , a tan solo dos días de que se lleve a cabo la segunda ronda de elecciones presidenciales en aquel país. En esta contienda, la candidata ultraderechista Marine Le Pen, se enfrenta al socioliberal Emmanuel Macron. El duelo es marcado por la leyenda “Ni Macron Ni Le Pen”, una tendencia que se trata de la abstención en Francia para elegir algún candidato.

En la manta que fue desplegada alrededor de las 07:00 horas, se puede leer la leyenda “Libertad, igualdad, fraternidad” y el mensaje “resistir“.

En la cuenta de Twitter de Greenpeace se ha incluido el mensaje con una mención explícita al Frente Nacional que dice: “No dejemos que el Frente Nacional ponga en peligro nuestros valores”.

El director ejecutivo de Greenpeace, Jean-François Julliard, ha explicado que la organización es independiente y apolítica pero asegura que la ONG no puede permanecer en silencio mientras el Frente Nacional podría llegar al poder. “Esta es una llamada de atención. No queremos que este partido secuestre los valores universales del lema de la República francesa, aprisionándoles detrás de fronteras cerradas o rechazando su aplicación total“, ha declarado.

El director ejecutivo de Greenpeace ha recordado que es una organización con presencia en 55 países y que numerosas naciones alrededor del mundo están siendo testigos del crecimiento del nacionalismo y el autoritarismo, aprovechándose de la legítima preocupación del desempleo, la pobreza, el aumento a las desigualdades en deterioro del interés general.

En otros actos ocurridos en contra de la candidata ultraderechista a 48 horas de que se lleve a cabo la segunda ronda de elecciones presidenciales en Francia en sustitución de François Hollande, un grupo de opositores lanzaron huevos e increparon a Le Pen durante una visita realizada por la misma a una fábrica en Dol-de-Bretagne.