Fuerzas federales dispersaron manifestaciones en Brasil en contra del presidente Michel Temer

Los manifestantes abrieron fuego contra los elementos de seguridad

Las manifestaciones en Brasilia para exigir la destitución del Presidente de Brasil Michel Temer se salieron de control, tanto que el gobierno carioca anunció el despliegue de tropas federales, esto para buscar proteger el palacio  presidencial y la cancillería de aquel paìs, ya que miles de manifestantes se hicieron presentes, provocando graves incidentes.

Según informes oficiales, fueron más de 25 mil personas las que se concentraron en Brasilia para pedir la renuncia de su mandatario, aunque los medios brasileños revelaron que se reporta que casi 50 mil personas se hicieron presentes en este movimiento, pero dicha manifestación terminó por no ser pacifica, ya que los elementos de seguridad, se enfrentaron a los civiles inconformes.

En los lamentables hecho, algunos de los manifestantes (no todos) encendieron fuego y lanzaron varios objetos a la policía, esto mientras los federales respondían arrojando gases lacrimógenos para poder dispersar a la multitud enardecida, aunque no hay un número oficial de heridos, existen imágenes aéreas que muestran ambulancias  paramédicos en el lugar de los hechos.

Raul Jungmann ministro de Defensa de Brasil aseguró que la respuesta de los elementos de seguridad está justificada, ya que no van a permitir que un proceso que se está llevando a cabo de manera legal sea manchado por la violencia, esto en referencia a que Michel Temer de encuentra bajo investigación y eso podría costarle su puesto.

No vamos a permitir que actos como este rompan un proceso que se desarrolla de forma democrática y con respeto a las instituciones, esto es violencia y vandalismo y no vamos a tener tolerancia”, aseguró.

Todo esto se da en un entorno de una grave crisis política en el país sudamericano, ya que su presidente Michel Temer ha sido acusado por corrupción y crimen organizado y los ciudadanos exigen que este sea relegado de su cargo y que se adelanten las elecciones, las cuales están programadas para el próximo año.