No usar falda le cuesta el empleo a seis mujeres en una estación de gasolina española

El atuendo reglamentario de la estación de carga de combustible es pantalón.

 

Seis empleadas de la gasolinera Aservi de La Carlota, ubicada en Córdoba, España, han hecho la denuncia haber sido despedidas por uno de los socios del establecimiento, tras negarse a ponerse uniforme con falda, cuando el atuendo reglamentario consta de un polo, un pantalón y botas.

Las seis mujeres afectadas acudieron por asesoramiento al Centro Municipal de Información de la Mujer de La Carlota, el personal ha informado al Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) de Córdoba, según fuentes de la investigación citadas por Efe.

También han acudido al sindicato de CC OO de Córdoba, cuya secretaria de la Mujer, Mar Ávalos, tiene previsto reunirse este viernes con ellas para estudiar las acciones que van a emprender.

Las trabajadoras que no se quisieron poner uniforme han tenido que soportar el acoso del jefe que les decía que si no se ponían la falda no les renovaba el contrato“, explicó Ávalos, quien asegura que esta “política discriminatoria de la empresa” es “la gota que ha colmado el vaso“.

La uniformidad que a veces te piden no puede vulnerar los derechos de imagen de una mujer, ni pueden ser sexistas de ninguna manera de las maneras“, aseguró la consejera andaluza de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio.

La vestimenta de las empleadas de esta gasolinera ha causado un gran revuelo a través de redes sociales. Un cliente de la gasolinera escribió en su muro de Facebook que había sido testigo del despido de las tres mujeres por no querer ponerse falta, según ha informado la Cadena Ser de Córdoba. Según el relato del cliente, las mujeres accedieron a llevar la falda, pero con leggins debajo “debido a la climatología y a que son demasiado cortas“.

El establecimiento de carga de combustible ha publicado una imagen del uniforme de sus empleadas en su perfil dentro de esta misma red social con la leyenda: “¿Alguien con dos dedos de frente puede decir que en el siglo XXI este uniforme denigra a la mujer?“. En la imagen se puede ver a la empleada llevar una falda roja corta y unos leggins negros debajo.

Imagen compartida por AVIA