Estados Unidos prueba frenar misiles de Corea del Norte

El experimento hecho este día fue descrito como exitoso.

Este martes fue realizada una prueba por parte del ejército de los Estados Unidos para poder interceptar un misil balístico en el Océano Pacífico.

Esta prueba ha sido realizada en medio de un ambiente de tensión por las diferentes pruebas que ha realizado Corea del Norte con misiles balísticos, los cuales tienen la intención de diseñar uno que pueda atravesar todo el océano y en algún momento llegar a ser una amenaza para los Estados Unidos.

Se trata de la primera ocasión en la que se simula un ataque real sobre los Estados Unidos para poder probar las defensas ante este mismo.

Fue pasando el medio día en California cuando un misil fue lanzado desde la base de pruebas Ronald Reagan del atolón Kwajalein, en las Islas Marshall. “Múltiples sensores“, según el relato del Departamento de Defensa, encontraron el objetivo y enviaron la información de su localización al centro de comunicaciones del Ejército.

Mientras tanto, desde la base aérea Vandenberg que está situada en la costa sur de California, se despegó uno de los misiles GMD, el cual en el aire pudo soltar un proyectil que fue en busca del misil balístico, lo que sucedió y provocó su destrucción en algún punto del Pacífico.

El Departamento de Defensa catalogó el experimento como “exitoso”, apenas unos minutos después de las 13:30 horas de la Costa Oeste, aunque no proporcionó detalles adicionales sobre el suceso.

En ese momento se pudo confirmar que Estados Unidos había disparado un misil balístico a sí mismo y lo había destruido en el aire.

Esta es la primera ocasión en la que se desarrolla un ejercicio similar, dejando que un misil de tierra detuviera  la trayectoria de uno más.

El Pentágono ya se había manifestado al respecto de este experimento argumentando que todas las expectativas del mismo eran positivas, aunque no fuera de esta manera, toda la información que recayera respecto a este sería de gran utilidad.