Estados Unidos acusa a Siria de incinerar cadáveres de presos políticos

El Gobierno de Estados Unidos califica estos actos como una masacre

Las cosas cada día se ponen más tensas entre Estados Unidos y Siria, durante la tarde de ayer, el gobierno estadounidense acusó de manera directa al gobierno del paìs de Medio Oriente de ejecutar a un sinnúmero de presos políticos y posteriormente incinerarlos en un crematorio que tienen en los alrededores de Damasco, capital de aquella nación.

Según un informe de inteligencia del país de las barras y las estrellas, esto lo hacen buscando ocultar la evidencia de que cometen decenas de homicidios cada día, precisan que diariamente son asesinados 50 presos en la cárcel de Saynaya, la cual se encuentra al norte de la capital de Siria.

Los cadáveres son incinerados para ocultar todos los asesinatos que están ocurriendo de manera masiva, su gobierno está llegando a un nuevo nivel de envilecimiento”, fueron las palabras de Stuart Jones, diplomático norteamericano, quien es el más importante en Medio Oriente.

Mediante este informe, el gobierno de Estados Unidos reveló una serie de fotografías tomadas desde el 2013 hasta la fecha, para intentar demostrar la construcción de un edificio dentro de la prisión que es utilizado como un crematorio y aunque no hay evidencia de que se realmente se trate de uno, aseguran de es utilizado de esa manera.

Por otro lado, las acusaciones de los americanos no se centran únicamente en Siria, ya que su embajadora ante la ONU (Organización de las Naciones Unidas) Nikki Haley ha señalado a Rusia e Irán de permitir al gobierno sirio de Bashar al-Ásad de realizar lo que ellos consideran como una matanza descontrolada.

Amnistía Internacional calcula que entre 2011 y 2015, el régimen sirio le quitó la vida a hasta 13 mil presos políticos, situación que ha encendido las alarmas de sus opositores, quienes ven dichos actos como una masacre y buscan detenerla a como de lugar.