Enfoque con Leonardo Curzio Mexico avanzo en materia hidrica a favor de la poblacion vulnerable en 2016



México avanzó en materia hídrica a favor de la población vulnerable en 2016


21 mar
2017

07h55

  • separator
  • comentarios


La política hídrica implementada por el gobierno federal permitió durante 2016 garantizar el acceso al agua de calidad y saneamiento en poblaciones menos desarrolladas y crear nuevos programas para la captación agua de lluvia en zonas rurales de México.

Como parte del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, se desprende el Programa Nacional Hídrico 2014-2018 (PNH), en el que se detallan los logros alcanzados el año pasado en la materia.

La visión de largo plazo que plantea dicho proyecto es lograr la seguridad y la sustentabilidad hídrica en el país. Para ello se requiere de la participación de los responsables políticos, planificadores y profesionales de los sectores público, privado, social y académico bajo un enfoque multisectorial.

Además consolidar una política nacional realista, innovadora y pragmática, que pueda conducir a una prestación económica y socialmente más rentable y eficaz de los servicios de agua.

El PNH plantea seis objetivos: fortalecer la gestión integrada y sustentable del agua; incrementar la seguridad hídrica ante sequías e inundaciones; fortalecer el abastecimiento de agua y el acceso a los servicios de agua potable, alcantarillado y saneamiento.

Otro objetivo es incrementar las capacidades técnicas, científicas y tecnológicas del sector; asegurar el agua para el riego agrícola, energía, industria, turismo y otras actividades económicas y financieras de manera sustentable; y consolidar la participación de México en el contexto internacional en materia de agua.

En el marco del Día Mundial del Agua que se conmemora este 22 de marzo, la política hídrica del gobierno federal considera las medidas necesarias para asegurar agua suficiente en cantidad y calidad para todos los usos y garantizar la seguridad hídrica de los mexicanos.

Durante 2016, los resultados alcanzados se encaminaron a mejorar la administración del agua, mediante el fortalecimiento de la medición de la cantidad, calidad y disponibilidad de los recursos hídricos de México.

También a la regularización de los trámites de concesiones y derechos del agua y el fomento de la participación de la sociedad en el manejo y gestión integrada de los recursos hídricos.

Se realizaron obras hidráulicas amigables con el medio ambiente, para elevar la calidad de vida de los mexicanos en coordinación con los diferentes actores del sector agua de los tres órdenes de gobierno, en tres rubros: agua potable, drenaje y saneamiento, infraestructura hidroagrícola y protección a centros de población.

Como parte del ordenamiento y regularización de los usos del agua, el año pasado se actualizó la disponibilidad media anual de las 757 cuencas hidrológicas y de los 653 acuíferos del país.

Al mes de diciembre de 2016 se otorgaron cuatro mil 410 concesiones para uso y explotación de aguas nacionales con base en la disponibilidad efectiva del recurso en cuencas y acuíferos.

En el Programa de Desarrollo Turístico Sustentable, a través del Programa Playas Limpias, se recertificaron 12 playas y cuatro obtuvieron por primera vez certificados nacionales. Además, se obtuvieron 25 galardones internacionales BlueFlag, de los cuales cuatro se lograron por primera vez.

El distintivo BlueFlag o Bandera Azul, es un reconocimiento que otorga la Fundación

Europea de Educación Ambiental (FEE por sus siglas en inglés) a las playas que cumplen con criterios de calidad, seguridad, educación e información ambiental.

Otro de los logros del año pasado, fue impulsar la participación responsable de los usuarios para mejorar la cultura contributiva y de cumplimiento fiscal conforme a la normatividad aplicable en materia de aguas nacionales.

En ese sentido, el monto preliminar de recaudación por contribuciones y aprovechamientos en materia de aguas nacionales y bienes públicos ascendió a 18 mil 358.4 millones de pesos, cifra que superó a lo recaudado en 2015, cuyo monto fue de 16 mil 923.8 millones de pesos.

De acuerdo con el documento, con la reforma a la Ley de Coordinación Fiscal, mil 82 municipios de 30 entidades federativas regularizaron sus obligaciones fiscales, lo que permitió el saneamiento financiero de 55 mil 510 millones de pesos y el cumplimiento de sus obligaciones futuras.

Se realizaron importantes obras y acciones no estructurales para proteger los asentamientos en zonas con riesgo de inundación y en regiones sujetas a los fenómenos de sequías, como la modernización del Servicio Meteorológico Nacional.

Ello, a fin de brindar información oportuna y confiable sobre la ocurrencia, evaluación y seguimiento de fenómenos hidrometeorológicos extremos, lo que permitió actuar de manera provisoria.

Las acciones emprendidas también permitieron aumentar las coberturas de los servicios de agua a las poblaciones urbanas y rurales del país. Ante ello, diversos programas de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) orientaron sus acciones para sumar esfuerzos dentro de la Cruzada Nacional contra el Hambre.

Lo anterior, como una forma de reducir la pobreza, en conjunto con los tres órdenes de gobierno para hacer llegar los servicios a la población.

Se crearon los programas Nacional para Captación de Agua de Lluvia y Ecotecnias en Zonas Rurales para llevar el líquido a la población rural en donde existen dificultades técnicas y económicas para abastecer del líquido a través de formas convencionales.

En 2016 continuaron las acciones para mejorar la captación, distribución y eficiencia del riego para la producción de alimentos en distritos y unidades de riego y de temporal tecnificado para ahorrar volúmenes de agua y asegurar su abasto.

Asimismo, disminuir la sobreexplotación de acuíferos y mejorar la operación, conservación y mantenimiento de la infraestructura hidroagrícola a cargo de Conagua, subraya el PNH.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) destaca que “la humanidad necesita agua. Una gota de agua es flexible. Una gota de agua es poderosa. Una gota de agua es más necesaria que nunca”.

Refirió que los recursos hídricos y los servicios que prestan juegan un papel importante en la reducción de la pobreza, el crecimiento económico y la sostenibilidad ambiental.

En este año, la conmemoración del Día Mundial del Agua se centrará en el desperdicio del agua y en cómo reducir y reutilizar hasta 80 por ciento del agua que se malgasta en los hogares, ciudades, industrias y agricultura y que fluye de vuelta a la naturaleza, contaminando el medio ambiente, lo que provoca la pérdida de nutrientes valiosos.

Por ello, subrayó, “necesitamos aumentar la recolección y tratamiento del agua desperdiciada y reciclarla de una forma segura. Al mismo tiempo, necesitamos reducir la cantidad de agua que contaminamos y malgastamos para ayudar a proteger el medio ambiente y los recursos hídricos”.



publicidad

publicidad