Emmanuel Macron habla sobre apretón de manos con Donald Trump

“No era inocente” dice el nuevo mandatario francés.

 

Emmanuel Macron y Donald Trump sostuvieron una reunión que fue plasmada a través de una fotografía en la que se les puede ver dándose un fuerte apretón de manos, el cual, ha desatado diferentes reacciones de la sociedad.

A pesar de que el nuevo mandatario de Francia no ha promulgado leyes o ejercido su puesto como tal, ya ha sabido manejarse frente a las cámaras de televisión y fotográficas de una manera particular.

En la ya famosa imagen de Macron al apretar la mano de Donald Trump, se puede apreciar una fuerza ejercida por parte del mandatario francés.

Cabe destacar que Donald Trump suele dar saludos fuertes y estirar la mano de la otra persona al momento de realizarlo, siendo así un acto de superioridad y autoritario, esto según expertos en imagen pública.

Este gesto realizado por el mandatario francés en Bruselas fue portado de diferentes rotativos a nivel internacional, como lo fue en el caso de The Wall Street Journal.

Mi apretón de manos con él no era inocente, no era el alfa y omega de la política pero era un momento de verdad”, fue parte de lo declarado por Macron a Le Journal du Dimanche.

Esta es la secuencia de imágenes con el apretón de anos entre mandatarios.

Hay que mostrar que no se hacen pequeñas concesiones, incluso simbólicas, pero tampoco mediatizar nada en exceso”, añadió.

Una de las principales críticas que afrontaba Macron dentro de su campaña política, era que por su edad e inexperiencia política, algunos mandatarios mundiales como Vladimir Putin y el mismo Donald Trump, podrían intimidarlo.

Donald Trump, el presidente turco o el presidente ruso están en una lógica de relaciones de fuerza, lo que no me molesta”, dice Macron. “Yo no creo en la diplomacia de la invectiva pública, pero en mis diálogos bilaterales, no dejaré pasar nada, así es como uno se hace respetar”.

Dentro del marco del G7 que se desarrolla en Bruselas, el gesto de Macron fue acompañado con un discurso sutil en el cual invitaba al mandatario estadounidense a sumarse a las iniciativas en contra del cambio climático, algo que al final de la sesión no sucedería.