Donald Trump es criticado por activistas al invitar a Rodrigo Duterte

Las matanzas masivas orquestadas por el presidente de Filipinas son los aspectos en contra para activistas.

 

Donald Trump ha sido criticado por un grupo de derechos humanos en los Estados Unidos por haber hecho una invitación al presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, quien es acusado de orquestar matanzas en sus campañas antidrogas.

Human Rights Watch y otras organizaciones han reaccionado con alarma e indignación ante la invitación que Donald Trump ha realizado al presidente de Filipinas a la Casa Blanca. Mediante una llamada telefónica, Trump pudo reafirmar la alianza y amistad que Washington con Filipinas, al igual que su presidente, el cual ha mantenido una posición antagónica hacia los Estados Unidos.

Phelim Kine, quien se desempeña como subdirector de Human Rights Watch para Asia ha dicho que Estados Unidos y otros países aliados de Filipinas tienen la obligación de pedir que se haga justicia por las víctimas de la guerra antidrogas de Duterte, en lugar de invitar al responsable a una visita oficial”.

Kine mencionó que Trump podría estar perjudicando la lucha por los derechos humanos ante los gestos amistosos con el presidente Duterte, quien enfrenta una denuncia por asesinatos en masa ante la Corte Penal Internacional.

Duterte ha comentado que su gobierno no respalda las ejecuciones extrajudiciales, aunque ya en reiteradas ocasiones ha realizado amenazas de matar a sospechosos de delitos de drogas.

El Departamento de Relaciones Exteriores de Filipinas mencionó que Duterte no ha aceptado hasta el momento la invitación de Donald Trump. Si el presidente Duterte acepta la invitación, esta visita se podría estar realizando a la brevedad por la urgencia de los temas a tocar entre mandatarios, así lo dijo el vocero Robespierre Bolivar.

Estados Unidos al parecer quiere consultar con sus aliados y socios estratégicos en Asia sobre el enfoque a las tensiones con Corea del Norte”, dijo Bolivar.

Ernie Abella, quien es vocero del presidente Duterte, declaró que “la discusión entre los presidentes fue cálida y el presidente Trump expresó su comprensión de los retos que enfrenta el presidente filipino, especialmente en materia de drogas peligrosas”.