Dámaso López era el genio en la fugas de “El Chapo”

El licenciado se desempeñaba como director del penal de Puente Grande.

Dámaso López, el llamado Licenciado es una de las personas que escaló al poder para ser una de las pieza claves para el escape de Joaquín “El Chapo” Guzmán del penal de Puente Grande, Jalisco.

El Departamento de Tesoro de los Estados Unidos lo consideró como uno de los mayores lugartenientes de “El Chapo” por ser el responsable de envío con varias toneladas de estupefacientes de México a Estado Unidos. “El Licenciado” comenzó a jugar uno de los papeles más importantes dentro de las operaciones de lavado de dinero y tráfico internacional de drogas del Cártel del Pacífico, esto tras convertirse en el brazo derecho de “El Chapo”.

Dámaso López se desempeñaba como subdirector del penal de Puente Grande, Jalisco con un sueldo de 9 mil 400 pesos antes de integrarse a la organización criminal, y fue el encargado de operar la red de servidores públicos que pudieron facilitar la fuga de “El Chapo”. Las autoridades también consideraron que haya sido partícipe directo en el segundo escape de Guzmán Loera, ahora de El Altiplano en el año 2015.

López Núñez se desempeñó como jefe en la Policía Judicial de Sinaloa, agente del Ministerio Público y subdirector de Seguridad y Custodia del penal de Puente Grande, Jalisco, justo al mismo tiempo que “El Chapo” se encontraba preso.

El apodo de “El Licenciado” lo obtuvo gracias al hecho de haber estudiado la carrera de Derecho. A su hijo se le considera como su sucesor, de nombre Dámaso López Serrano “El mini lic.”. En febrero del 2017, los hijos de Guzmán Loera, Jesús Alfredo e Iván Archivaldo Guzmán Salazar, habían afirmado que Dámaso López organizó una junta a la que también estaba citado Ismael “El Mayo” Zambada, con el fin de tenderles una trampa y asesinarlos.

El 1 de marzo de 1999, López Núñez llegó al Centro Federal de Readaptación Social Número 2, de Puente Grande, Jalisco, en donde tras el transcurso de dos años formaría parte de la red funcionarios que ayudó a escapar a “El Chapo” Guzmán. El poder adoptado por “El Licenciado” quedó en evidencia en el 2013, cuando el Departamento de Tesoro de los Estados Unidos lo colocó dentro de su lista negra.