Conovocan a marcha contra Ley General de Aguas en México

Agua en México

La semana pasada un polémico dictamen de ley, aprobado con asombrosa velocidad, fue objeto de críticas por parte de asocioaciones ciudadanas, expertos en el tema y por miles de ciudadanos. Ante tal situación han convocado a la ciudadanía a maifestarse en contra de la Ley General de Aguas.

De acuerdo a la Coalición de Organizaciones Mexicanas por el Derecho al Agua (COMDA), el nuevo proyecto de ley pone en riesgo el ejercicio de estos derechos al profundizar un modelo de gestión que ha probado ser insustentable, y que ahora favorece más la comercialización del agua con una mayor la intervención de la iniciativa privada en infraestructura y servicios (art. 129):

“Sin embargo, la iniciativa de Ley General de Aguas dictaminada por las y los Diputados del PRI, PAN y PVEM el pasado 5 de marzo vacía de contenido sustantivo estos derechos humanos que implican factores de disponibilidad, calidad, asequibilidad, sustentabilidad, accesibilidad física, sin discriminación y acceso a la información, y simula su inclusión reduciéndolos a un mal entendido mínimo vital (art. 49) sólo para asentamientos legalmente constituidos (art. 10 XLVII)”

Más aún, la iniciativa ha omitido por completo el derecho al saneamiento. La definición del derecho humano al saneamiento (art. 10 XXIV) demuestra una total ignorancia del compromiso internacional ratificado por nuestro país.

Cabe recordar que en junio 2010 la resolución de las Naciones Unidas(A/RES/64/292) reconoció el derecho humano al agua pero también al saneamiento. La ley equipara la noción de saneamiento con calidad. Sin embargo, una cosa es garantizar la calidad del agua que consumen las personas y otra cosa es el acceso a saneamiento que tiene que ver con, el acceso a un sistema sanitario de recolección, transporte, tratamiento y eliminación o reutilización de excrementos humanos así como la correspondiente promoción de la higiene.

El Estado debe garantizar, sin discriminación, que toda persona tenga acceso, desde el punto de vista físico y económico, al saneamiento, en todas las esferas de la vida, que sea inocuo, higiénico, seguro, aceptable desde el punto de vista social y cultural, proporcione intimidad y garantice la dignidad. La falta de acceso a un baño higiénico contribuye en gran medida a la alta tasa de mortalidad y enfermedades diarreicas infantil del país.

“En materia de derecho humano al agua y saneamiento, la iniciativa aprobada no sólo no reconoce los estándares internacionales sino que los omite y contraviene abiertamente”

Puntualizó Nathalie Seguin de la Red de Acción por el Agua y de la Alianza Mexicana contra el Fracking

 

*Con información de La Coalición de Organizaciones Mexicanas por el Derecho al Agua (COMDA).