Condenado a muerte es ejecutado tras salvarse siete veces

Tommy Arthur había enfrentado la pena de muerte desde el 2001.

 

Tommy Arthur de 75 años había podido zafarse de la pena de muerte hasta en siete ocasiones, a pesar de que se había declarado ya como oficial esta dictaminación por parte de las autoridades estadounidenses.

Este viernes ya no pudo sostener esta misma suerte, pues a la medianoche de este día, se ha cumplido esta penalidad en el estado de Alabama.

Desde 1983 se le había declarado esta pena capital, aunque Arthur siempre se dijo inocente de los cargos que se le imputaban.

Fue a las 00:15 horas de este día en donde, mediante la implementación de una inyección letal, fue complida la sentencia antes decretada.

La ejecución estaba programada a realizarse a las seis de la tarde de ese mismo día, aunque el juez encargado del caso pidió que se aplazara para que se pudieran revisar los últimos recursos de los defensores del preso, los cuales fueron finalmente desestimados.

Arthur fue condenado a muerte por asesinar por encargo en 1982 al marido de su amante Judy Wicker, que supuestamente le pagó 10.000 dólares por acabar con él para poder embolsarse la indemnización del seguro. Troy Wicker Jr. murió de un balazo en el ojo derecho.

Arthur sostuvo su inocencia y afirmó que si lo ejecutaban se estaría cometiendo “un asesinato“. Antes del asesinato de Wicker Jr., ya había cumplido cinco años de cárcel por el homicidio; no premeditado, según la sentencia, de su cuñada.

Una vez cumplida la pena de muerte, la gobernadora republicana de Alabama, Kay Ivey, ha declarado: “La sentencia era justa y con justicia se ha cumplido“. El fiscal general del Estado, Steve Marshall, también se ha mostrado satisfecho: “Los intentos de Thomas Arthur por escapar de la justicia han llegado a su fin. Lo más importante es que la familia de Troy Wicker puede comenzar después de tanto retraso el proceso de recuperación por su dolorosa pérdida“.