Colombia no tiene tolerancia la violencia a la mujer

Colombia desea parar la violencia

Colombia tolera mucho menos la violencia contra las mujeres, pero hay que redoblar esfuerzos para erradicar este problema, aseguró la Consejera Presidencial para la Equidad de la Mujer, Martha Ordoñez.

Al conmemorarse este 8 de marzo el Día Internacional de la Mujer, Ordoñez presentó los resultados de un estudio según el cual durante los últimos cinco años, entre 2009 y 2014, ha disminuido de forma significativa la tolerancia de los colombianos frente a la violencia contra la mujer.

Se trata del II Estudio de Tolerancia Social e Institucional frente a las Violencias hacia las Mujeres, una gran encuesta liderada por la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer, con apoyo de ONU Mujeres y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

La encuesta se realizó en diciembre de 2014 en diez ciudades de Colombia: Bogotá, Buenaventura, Medellín, Tumaco, Barranquilla, Cartagena, Florencia, Popayán, Villavicencio y Pasto.

En la muestra se contempló a “servidores públicos, ciudadanos y mujeres víctimas de violencia, con el propósito de medir no solo la tolerancia de la sociedad frente a las violencias que se ejercen contra las mujeres, sino también la tolerancia institucional de funcionarios públicos frente a este mismo tipo de violencias”.

“En los últimos años en el país se han realizado grandes esfuerzos para adelantar políticas y acciones que garanticen a las mujeres el goce efectivo de sus derechos, en especial el de una vida libre de violencia”, subrayó.

“Pero –agregó Ordoñez- se requiere un esfuerzo no solo por parte del Estado sino por todo el conjunto de la sociedad colombiana para realizar las transformaciones culturales que permitan erradicar los imaginarios, prácticas y creencias que ayudan a perpetuar y fomentar la discriminación y las violencias contra las mujeres”.

El estudio indicó que, durante los últimos cinco años, entre 2009 y 2014, se han registrado importantes cambios respecto a la tolerancia del conjunto de la sociedad frente a las violencias contra las mujeres en Colombia.

En dicho periodo, el número de personas que pensaba que “cuando los hombres están bravos es mejor no molestarlos”, disminuyó del 76 al 66 por ciento.

Asimismo, el número de personas que consideraba que “las mujeres que siguen con sus parejas después de ser golpeadas es porque les gusta”, se redujo del 49 al 45 por ciento.

Mientras en el 2009 el 59 por ciento pensaba que “las mujeres que se visten de manera provocativa se exponen a que las violen”, en el 2014 esta cifra bajó a 37 por ciento. Hace cinco años el 88 por ciento afirmaba que “la ropa sucia se lava en casa”, hoy se registra un 78 por ciento de quienes piensan así.

En el 2009 el 31 por ciento consideraba que “una buena esposa debe obedecer a su esposo así no esté de acuerdo, mientras que en el 2014 este índice fue del 19 por ciento”.

El 39 por ciento de los encuestados consideraba en el 2009 que “los hombres siempre están listos para el sexo”, cifra que bajó a 27 por ciento en el 2014.