El Breaking Bad de la vida real: profesor fabricaba metanfetaminas en su casa

Tal como el personaje Walter White, John Gose era profesor de ciencias. ¡Increíble!

No es un episodio de la exitosa serie Breaking Bad, esto es de la vida real. John Gose, un profesor de ciencias de 56 años en el estado de Nuevo México, Estado Unidos, se declaró culpable el lunes de producir metanfetaminas de forma ilegal.

Cuando Gose fue arrestado en octubre de 2016, tras una revisión de tránsito, los agentes del Departamento de Policía de Las Cruces descubrieron en su auto un contenedor en cuyo interior había cristalería, tubos de goma y productos químicos, elementos que posteriormente un laboratorio confirmó que pueden usarse para fabricar metanfetaminas.

Gose enfrentaba dos cargos por tráfico y producción de drogas, y un tercero por posesión de una sustancia controlada y posesión de parafernalia de drogas, es decir, los elementos para la producción.

Un allanamiento posterior en la casa de Gose en San Miguel, reveló que el exprofesor tenía más productos químicos y suministros suficientes de ingredientes para producir alrededor de (0,5kg) de metanfetaminas, que tiene un valor callejero de casi de 45,000 dólares, según informó la fiscalía .

“Que el acusado en este caso haya elegido declararse culpable de todos los cargos es un testimonio de la fuerza de la investigación”, dijo el fiscal del condado de Dona Ana, Mark D’Antonio, en un comunicado de prensa titulado BREAKING BAD: exprofesor de ciencia se declara culpable por haber producido metanfetaminas”.

Gracias a la policía y los fiscales, “podemos cerrar este capítulo sobre este caso de vida imitando el arte”, señaló.

Gose había trabajado durante más de ocho años en una escuela secundaria de El Paso, Texas, y hasta 2016 había enseñado ciencias en octavo grado en las Escuelas Públicas de Las Cruces.

El exprofesor podría enfrentar una pena de hasta 20 años, según informó el diario Las Cruces Sun-News.

Se dice que a veces la realidad supera la ficción, pero ciertamente Gose se inspiró en Walter White, el personaje de la serie Breaking Bad, e intentó seguir sus pasos…aunque con un final de rutina, sin los toques de la ciencia ficción.