Boko Haram, la organización islámica terrorista, libera niñas nigerianas secuestradas

Su liberación fue gestionada tras reuniones entre los islamistas y negociadores del Gobierno nigeriano.

La secta islamista Boko Haram ha puesto en libertad este sábado a 82 de las más de 220 niñas que secuestró en abril de 2014 en la localidad nigeriana de Chibok. Según ha trascendido, la puesta en libertad de las chicas ha sido a cambio de la liberación de dos milicianos encarcelados.

Hasta hoy, 195 chicas seguían retenidas por el grupo, que ha jurado lealtad al Estado Islámico.

Las niñas se encuentran ahora en la ciudad de Banki, en el estado de Borno (cerca de la frontera con Camerún) esperando su traslado a la capital de la región, Maiduguri.

Su liberación fue gestionada en una de las últimas reuniones entre los islamistas y los negociadores del Gobierno nigeriano.

“Una vez que las niñas estén en lugar seguro, se les efectuarán pruebas psicológicas y exámenes médicos antes de permitir que se reúnan con sus familias”, de acuerdo con las fuentes de SaharaReporters.

El 15 de abril de 2014, el grupo terrorista Boko Haram secuestró de su escuela de secundaria en Chibok a un grupo de unas 270 niñas, pero más de 50 de ellas consiguieron escapar inmediatamente después de sus captores.

El pasado mes de octubre, Boko Haram liberó a otras 20 jóvenes gracias a un acuerdo gestionado por el Comité Internacional de la Cruz Roja, y hasta el día de hoy se creía que al menos 175 permanecían en manos de los secuestradores.

Boko Haram es el grupo terrorista más sanguinario del continente africano: ha matado a 15,000 personas y ha provocado más de dos millones de desplazados en su intento por aplicar la sharía en el noreste de Nigeria.

La actividad del grupo adquirió especial relevancia internacional tras el secuestro de las niñas de Chibok, a las que obligan a casarse, venden a traficantes e incluso han llegado a usar como escudos humanos.

El grupo fue fundado en 2002, en la localidad de Maiduguri, en el Estado de Borno, por Ustaz Mohammed Yusuf, militante y líder del mismo hasta julio de 2009.

En 2004 la sede fue trasladada a Kanamma, en el estado de Yobe, donde se constituyó una central operativa denominada “Afganistán“, la cual sirvió para atacar y realizar atentados contra las fuerzas policiales nigerianas. Luego pasó a ser liderado por Abubakar Shekau.