Argentina: temporal causa la muerte de una persona

Argentina: temporal causa la muerte de una persona

Temporal de lluvia que azota provincias del noreste de Argentina causó la muerte de un hombre que fue aplastado por el techo de su vivienda. Además, autoridades evacúan a 5.000 personas para prevenir más tragedias.

La víctima fatal fue identificada como Bonifacio Leguizamón, de 78 años, quien fue hallado por policías y efectivos de Defensa Civil que realizaban tareas de rescate en el paraje Barranca Colorada, afectado por el desborde del río Dulce, al sudeste de la provincia de Santiago del Estero, reportó el gobierno provincial.

En esa provincia, unas 1.400 personas fueron evacuadas a causa de las intensas precipitaciones que han desbordado ríos y arroyos en el noreste argentino.

En la provincia de Córdoba, un hombre de 46 años que fue arrastrado por las aguas de un canal en el poblado El Fortín, ubicada a 208 kilómetros al este de la ciudad de Córdoba, era buscando por la policía y los bomberos. En tanto que 2.000 personas fueron rescatadas y alojadas en centros asistenciales, confirmó el gobernador José Manuel de la Sota.

“Es una catástrofe en todo el territorio provincial”, aseguró de la Sota en diálogo con radio Continental de Buenos Aires. El gobernador explicó que son los poblados que se asentaron a la vera de ríos y arroyos los más complicados por el alto nivel de precipitaciones.

Detalló que Balnearia, poblado en el noreste de la provincia, cayeron 700 milímetros en los últimos días cuando al promedio anual es de 800 milímetros. En Córdoba, además, el ministerio de Salud provincial confirmó este miércoles el primer caso “autóctono” de dengue, que es transmitido por el mosquito aedes aegypti y se reproduce en agua estancada.

En paralelo a las tareas de rescate de afectados por el temporal, la provincia disputo un operativo de fumigación para evitar que se propague el dengue.

Frente a la gravedad de la situación en Córdoba, el gobierno nacional anunció el desembolso de 540 millones de pesos (61 millones de dólares) para reconstrucción de viviendas y puentes arrastrados por la fuerza del agua.