Argentina asesinada en Playa del Carmen sin ser repatriada

Los familiares de la joven ya reconocieron su cuerpo.

Vanesa González, joven de nacionalidad argentina que fue asesinada el pasado 25 de abril en Playa del Carmen no ha podido ser transportada por su familia a su país natal gracias a la falta de fondos por parte de la misma, acusando también falta de apoyo por parte de las autoridades mexicanas.

La familia de la turista argentina logró reunir el dinero necesario con la colaboración de personas cercanas a ellos para poder hacer el viaje a tierras mexicanas, para que el pasado jueves pudieran hacer el reconocimiento del cuerpo necesario, tras once días de haber ocurrido este hecho, por el cual aún no existen detenidos.

Carolina Benítez, prima de Vanesa, ha mencionado que se encuentran realizando los trámites necesarios para poder el traslado de los restos de su familiar al país sudamericano, el cual está valuado en aproximadamente 8 mil dólares, pero la familia se siente “muy asustada y desprotegida” por la situación que está viviendo actualmente.

La Cancillería nunca proporcionó información concreta y debido a que el consulado argentino en México nunca se presentó a la fiscalía de Quintana Roo (estado al que pertenece Playa del Carmen) se entorpeció todo”, afirmó Benítez.

La joven ha señalado que “si un ciudadano argentino fallece, deben presentarse y nunca lo hicieron”, mientras externó una queja de “la ausencia de ayuda humanitaria por parte del Estado”, lo que ha derivado que los gastos por el traslado de los restos sean solventados únicamente por la familia y amistades de Vanesa.

Vanesa González había sido encontrada sin vida el pasado martes 25 de abril a las 10:30 horas en el interior de una caja de cartón. El asesinato presuntamente fue realizado por su novio, Francisco Cavalli de 21 años de edad. El descubrimiento fue realizado en el patio de la casa que ambos alquilaban en la Colonia Colosio de la entidad.