¿Por qué el tabaco es tan adictivo?

Estas son las razones por las que el cigarro crea adicción

Han transcurrido ya muchos años desde que los científicos de muchos países declararon oficialmente que fumar tabaco es nocivo para la salud de quien lo consume y los de su alrededor, pero la mayoría de la gente todavía desconoce qué sustancias contiene el cigarro y los efectos fisiológicos que ocasionan.

Estos son algunos aditivos que contiene el cigarro.

 

Mentol

Proporciona al cigarro un sabor a menta fresca, y provoca un efecto anestésico ante una sustancia irritante que hace más placentero el inhalar el humo 

Azúcares

El azúcar al igual que cualquier otra droga es adictiva. Este ingrediente produce que el humo del cigarro sea menos denso, que se inhale con mayor facilidad, y generan aldehídos, compuestos que aumentan la potencia adictiva. También la azúcar genera endorfinas que alegra a quien lo consume, es por eso que también los fumadores siguen con su consumo.

Amoniaco

El amoniaco potencia el efecto adictivo de la nicotina, haciendo que cada vez sea necesario fumar más para lograr el mismo efecto, y otras sustancias que se encuentran en el filtro del cigarro y que funcionan para que el cigarro no se apague en el cenicero. Además disminuyen la irritación en la lengua y garganta que provoca el tabaco o disimulan el mal olor que causa su combustión.

Cacao

Se añade para dar sabor, pero en cantidades grandes dilata las vías respiratorias y hace que el fumador respire con mayor profundidad de manera que absorba mayor cantidad de humo y nicotina.

Nicotina

La nicotina activa los circuitos del cerebro y regulan los sentimientos de placer, lo que implica el deseo de consumir la sustancia que libera grandes dosis de dopamina en el cuerpo. Los niveles de dopamina en el cuerpo los traduce el cerebro como gratificación, lo que causa sensaciones placenteras en muchos de los fumadores.