Sexting: un recurso muy cachondo para revivir la llama de la pasión

No digas que no: bien que nos ponemos cachondos enviando o leyendo mensajes candentes de esa persona que nos gusta. ¿O que tal fotos? Bueno, eso depende de cada quien, pero una nueva encuesta sugiere que no tienes que estar en la cama para encender la pasión: el sexting es una opción.

El 61% de las personas que envían mensajes sexuales diarios se sienten muy satisfechos con su vida sexual, según una nueva encuesta de 2 mil hombres y mujeres de DrEd.com, un centro de salud y bienestar sexual en el Reino Unido.

Pero no necesitas intercambiar fotos traviesas diariamente para cosechar los beneficios. De las personas que informaron enviar semanalmente mensajes sexuales, el 42 por ciento informó sentirse feliz con su vida sexual e incluso el 33 por ciento de las personas que enviaron este tipo de mensajes solo un par de veces al mes, también fueron más felices en la cama.

¿El vínculo? No necesitas estar en la cama para excitarlo. Cualquier cosa que hagas que genere excitación (sí, incluso el intercambio consensuado entre adultos de mensajes sexuales) cuenta como juego previo, lo que tiene un papel importante en hacer que el sexo se sienta mejor para él, lo que a su vez hace que el sexo sea mejor para ti.

“Para algunas personas, el sexting les recuerda múltiples escándalos públicos, pero para muchas otras evoca una intoxicante mezcla de hormonas que estimulan su deseo sexual y aumenta la intensidad de sus encuentros sexuales”, dice el terapeuta matrimonial y familiar, Paul Hokemeyer.

“Esto es porque nuestro órgano sexual más grande es el cerebro. Al tomar fotos de nuestras partes más íntimas y compartirlas con nuestra pareja, aumentamos nuestra conciencia de lo que tenemos que ofrecer y lo que hay que recibir”, agrega. “Es un proceso increíblemente sensual que enfoca nuestras mentes para optimizar nuestro placer sexual”.

Los hombres eran más propensos a enviar fotos desnudos o genitales completos, mientras que las mujeres se concentraron en otros activos, como sus senos y trasero, según la encuesta.

Solo ten en cuenta que puede que tu novio no quiera participar de esto hasta que confíe en ti. No es una mala idea hablar de esto con él primero.