Secretaría de Salud invita a padres de familia a acudir a último día de campaña de vacunación

La Secretaría de Salud invita a completar el esquema de vacunación

La Secretaría de Salud hizo un llamado a padres de familia a completar el cuadro básico de vacunas en menores de cinco años de edad, en el último día de la Segunda Semana Nacional de Vacunación.

En un comunicado, la dependencia federal informó que la campaña que concluye hoy, pretende aplicar un total de  cuatro millones de dosis de triple viral (sarampión, rubéola y parotiditis), DPT (difteria, tosferina y tétanos).

Así como de pentavalente acelular (difteria, tosferina, tétanos, haemophilus influenza tipo b y poliomielitis), doble viral (sarampión y rubéola), BGC, Toxoide Tetánico Diftérico, Anti hepatitis B, TDPA, Anti neumococo y Anti rotavirus, con el fin de proteger a los menores.

Exhortó también a los padres de familia a acudir a alguna de las unidades médicas que se encuentran en el país, así como a los puestos de vacunación instalados en el Sistema Transporte Colectivo (METRO).

Recuerda que es muy importante para la salud que se completen los esquemas de vacunación para evitar enfermedades.

Si no cuentas con tu Cartilla Nacional de Salud, acude a la Unidad de Salud, ahí se te proporcionará información y se te repondrá tu cartilla correspondiente.

¿Qué hacer cuando acudas a vacunar a tu hija o hijo?

Cuando acudas a vacunar a tu hija (o) mantén la calma, tu actitud le dará tranquilidad. Infórmate con el personal de salud sobre los beneficios y posibles reacciones de las vacunas que va a recibir.

Dale las explicaciones necesarias y bríndale tranquilidad, es necesario explicarle qué le va a suceder. Evita mentirle,  no le ocultes la verdad, aunque sea pequeño comprende perfectamente, explícale con palabras sencillas. Menciónale que puede dolerle, pero que se trata sólo de unos segundos y que las vacunas son necesarias para que se mantenga protegido y saludable.

Nunca lo amenaces ni lo hagas sentir una víctima. “Si te portas mal, te llevaré al doctor para que te vacunen”, “Pobrecito, mira lo que te están haciendo” y evita preguntarle si le duele. No le pidas “que se aguante como las machas y los machos” y que no llore. Algunas niñas o niños comienzan a llorar cuando saben que los van a vacunar.