Aseguran que tomar la pastilla anticonceptiva afecta a tu salud mental

Un nuevo estudio afirma que puede tener efectos perjudiciales a largo plazo

La pastilla anticonceptiva es uno de los métodos más utilizados para evitar embarazos no deseados, lo preocupante es que siguen apareciendo estudios que afirman que tomarla puede tener efectos perjudiciales para la salud mental de quien las toma.

100 millones de mujeres en el mundo toman la píldora anticonceptiva. Si tú eres una de ellas, sigue leyendo. Sobre todo si te has sentido sin energía o de mal humor.

Según un estudio publicado por Fertility and Sterility y llevado a cabo por Karolinska Institute, este método anticonceptivo puede afectar a nuestra calidad de vida y a nuestra salud mental.

“Los anticonceptivos que se toman vía oral reducen el bienestar de las mujeres”, concluye la investigación.

Dicha investigación tomó a 340 mujeres saludables, con edades comprendidas entre los 18 y 35 años. En cuanto a las píldoras anticonceptivas, estaban compuestas de ethinylestradiol y levonorgestrel, elementos comunes en las pastillas anticonceptivas que se venden en todo el mundo.

Sí, es un método efectivo para evitar embarazos no deseados pero, al mismo tiempo,  concretamente puede incidir de forma negativa en nuestro estado de ánimo, bienestar, capacidad de autocontrol y niveles de energía.

Según los autores del estudio, toda mujer “debe prestar atención al posible empeoramiento en el bienestar y su posible relación con la prescripción de píldoras anticonceptivas”, pues  encontraron que aumentaba el nivel de ansiedad, depresión y ataques de pánico al tomar la píldora.

La realidad es que este método anticonceptivo está muy extendido. La investigación continúa, iremos conociendo más efectos negativos de estas pastillas (sobre todo sus efectos a largo plazo).

Mientras tanto, repasemos 5 errores comunes al tomar pastillas anticonceptivas:

  1. Olvidarlas. Si la tomas hasta 12 horas más tarde, podrás mantener relaciones protegida.
  2. Tomar más de una por descuido. En principio no pasa nada, aunque puedes ver cómo el calendario deja de coincidir.
  3. Saltarse una. Si eres olvidadiza, mejor pon una alarma o acostúmbrate a una rutina que elimine esa posibilidad.
  4. Dejar el ciclo antes de que termine. En ese caso, estarías también desprotegida.
  5. Hacer descansos. Influyen a la hora de estar más protegida por la toma durante más tiempo y el control del ciclo.