Las mujeres que se maquillan ganan más, un estudio lo confirma

Pues sí, como te ven te tratan.

Es un hecho, las mujeres que se maquillan ganan más. Sí, suena sexista y superficial pero así lo confirma un estudio hecho por los sociólogos Jaclyn Wong de la Universidad de ChicagoAndrew Penner de la Universidad de California.

Resulta que las mujeres que se levantan temprano para arreglarse, maquillarse y pasar horas frente al espejo preocupándose por su apariencia, ganan más dinero y son más exitosas. Hasta un 20 por ciento más que cualquier otra mujer.

Las personas atractivas son consideradas más inteligentes, más confiables y más cooperativas. En pocas palabras, superiores a las mujeres “promedio”.

Las mujeres consideradas atractivas tienden a recibir un mejor trato y un mejor puesto. Y sí, las mujeres que se maquillan tienen puntos extra.

El estudio concluye que de entre 14 mil personas de ambos sexos encuestadas, la mayoría asocia el arreglo personal con qué tan atractiva es una mujer.

Está científicamente comprobado que ceñirse a los estándares de belleza sí tiene varias ventajas en la vida.

El estudio Student Appearance and Academic Performance, conducido por los economistas Rey Hernández- Julián y Christina Peters concluyó que las mujeres más guapas tienen mejor promedio.

En las clases presenciales, las mujeres consideradas atractivas, tuvieron mejores calificaciones que aquellas menos “agraciadas”. Cabe destacar que en el caso de los hombres no se ha encontrado una relación entre sus calificaciones y qué tan atractivos o no son.

Los economistas concluyeron que los profesores invierten más tiempo y energía en las estudiantes de mejor aspecto, y por ello, tienen más posibilidades de mejorar su rendimiento académico. Claro que hay favoritas.

Por si eso fuera poco, las mujeres consideradas “atractivas” reciben en los juzgados, sentencias más cortas.

Para los hombres, el tiempo y esfuerzo que inviertan en su arreglo personal tiene una mínima repercusión en su salario, la mitad que en el caso de las mujeres. Triste pero cierto.