Las mujeres embarazadas requieren atención médica desde que inicia la gestación

La atención prenatal (APN) es el conjunto de actividades sanitarias que reciben las embarazadas durante la gestación.

Las mujeres embarazadas requieren atención médica desde que inicia la gestación. Al confirmar un embarazo es importante que la mujer gestante acuda a su primera visita de control con su médico familiar para verificar el tiempo y las condiciones en las que se desarrolla el bebé.

Lo ideal es que la atención prenatal comience antes de quedarse embarazada. Si tiene pensado tener un hijo en breve, vaya al médico para que le realice una revisión completa. Las pruebas sistemáticas que se hacen en estas revisiones permiten asegurarse de que una persona goza de buena salud y no padece ninguna enfermedad u otras afecciones que podrían repercutir sobre el embarazo.

Si recientemente ha tenido algún síntoma, este será un buen momento para informar a su médico. Si está recibiendo tratamiento por una afección crónica, como la diabetes, el asma, la hipertensión (tensión arterial alta), un problema cardíaco, alergias, el lupus (un trastorno inflamatorio que puede afectar a varios sistemas del organismo), depresión u otro tipo de dolencia, deberá hablar con su médico para saber si este tratamiento podría afectar su embarazo.

Lo ideal es que a lo largo del embarazo la paciente acuda a siete visitas de control médico, exceptuando los casos en los que el embarazo se clasifica como de alto riesgo en donde las citas médicas con los especialistas suelen ser más continuas hasta la programación del parto o cesárea.

Dicen los especialistas que la mujer gestante en principio debe vigilar que su alimentación sea saludable y retomar su actividad física de manera moderada, realizando alguna actividad aeróbica durante 20 minutos diariamente, siendo lo más idóneo la caminata.

Además, se debe vigilar su peso corporal toda vez que para evitar complicaciones la paciente debe ganar entre nueve y 12 kilos como máximo, a lo largo de su embarazo.

Si se entera de que está embarazada y no ha hecho nada de lo anterior, no se preocupe. Todavía no es demasiado tarde para recibir la atención médica que la ayudará a cuidar de su propia salud y de la salud del bebé.