JOMO, el placer de desconectarse del mundo digital

De FOMO a JOMO, la generación millennial es cada vez más consciente del mundo que le rodea

Llegó la cura contra el FOMOFear of Missing Out, se llama JOMOJoy of Missing Out y es precisamente el placer o la alegría de permanecer fuera del m undo 2.0, la nueva tendencia que es un rotundo sí.

Se trata de la elección consciente de estar offline, por salud física y mental. Justo lo contrario al FOMO, la sensación de estar en un lugar y de que algo importante ocurre al mismo tiempo en otro sitio.

Sin duda el uso excesivo de las nuevas tecnologías provoca “n” cantidad de síntomas incluso médicos relacionados a la depresión y la ansiedad. Se relaciona sin duda a un  bajo nivel de satisfacción social, lo que causa sentimientos de inferioridad.

La tendencia JOMO llega a deshacer todas aquellas marañas alrededor del abuso de las redes sociales. JOMO es el antídoto, abrazada por algunos personajes mediáticos como la actriz estadounidense Scarlett Johanson (que puso voz a un sistema operativo en Her, de Spike Jonze) quien, por iniciativa propia,  decidió apartarse de la presencia multidispositivo de otras celebridades y artistas.

De ahí, iniciativas como Desintoxicación Digital, una organización que celebra fines de semana offline en los que los participantes deben deshacerse de sus móviles y tabletas y depositar toda su atención en el entorno y en actividades como el yoga o las manualidades. Y sí, hay gente que paga por ello.

No se trata de una negación del mundo digital, existe, está ahí (y además está en crecimiento), JOMO propone más bien un uso consciente y eficiente de la tecnología, así como la desconexión durante los días festivos o el horario de comida y cena. Dedicar tiempo (de calidad) a lo que de verdad importa es básico.

Hoy que las redes sociales son un recordatorio consciente de dónde no estamos y lo que no tenemos, JOMO es un llamado de atención de que la vida se nos está yendo, que “no estar ahí” puede ser una fuente de placer.