Irina Shayk deja ver su cuerpo post-embarazo en Cannes

Irina Shayk vuelve a la alfombra roja seis semanas después del parto y demuestra que sigue siendo el último bombazo.

Irina Shayk puede haber dado a luz a su hija Lea shace tan sólo 6 semanas, pero eso no le impide haber ido a Cannes a dar su mejor momento.

Sin su prometido Bradley Cooper y vestida en amarillo para el estreno de Hikari de Naomi Kawase, su primer evento después del embarazo, Shayk hizo voltear cabezas en un vestido oro de Atelier Versace con un escote y abertura amplios. La pieza de gasa de seda estaba cubierto de abalorios de cristal que atrajo todas las miradas a Shayk, el ángel de Victoria’s Secret completó el look con unas sandalias de pulsera amarillas en el mismo tono del vestido, pero su momento fue algo más que un gran vestido. Con su cabello en ondas de estrella de cine, un diamante de 89 quilates de Lorraine Schwartz canario en su dedo, y que hizo distinguir su nuevo brillo de madre, Shayk trajo poder de estrella supermodelo a su regreso a la alfombra roja.

Un montón de caras bonitas estaban posando para Cannes, pero Shayk mostró sin ayuda a los recién llegados cómo hacer una impresión: su ceñido Versace acentuando cada curva, una elección de colores vivos, y joyas de gran tamaño para acompañar todo. A juzgar por la reacción del público, se levantó toda la atención y más. A pesar de su físico envidiable es seguro sin discusión que es más impresionante la confianza en sí misma de Irina Shayk.

También lo compartió en su cuenta de Instagram, donde tiene más de 8 millones de seguidores.