Guía para viajes largos en avión

¿Planeas viajar al otro lado del mundo? Sigue estos tips para mantenerte en un buen estado mientras viajas en avión.

Guía para viajes largos en avión

Un viaje puede ser cansado no importando el tiempo que tome, sin embargo, los vuelos largos requieren más paciencia de lo usual. Sigue nuestros consejos para que no te suceda.

Acomódate: Lo más importante es que te encuentres relajada, usa almohadas especiales para el cuello, colchas y viste cómodamente.

Entretenimiento : Un buen libro, reproductor de mp3 con audífonos, una tablet o videojuegos portátiles. Lleva lo necesario para no aburrirte.

Muévete: Una vez dan permiso para remover el cinturón de seguridad camina un poco. En tu asiento haz pequeños ejercicios para estimular la circulación y estírate cada vez que puedas.

Mantente hidratada: Aunque no tengas sed bebe tanta agua como puedas para mantener una buena circulación. Bebidas como el café, alcohol y sodas pueden deshidratarte así que trata de evitarlas.

Humecta tu piel: Lleva contigo una crema para cuerpo, manos y rostro. El aire en los aviones puede llegar a secar tu piel. Si usas contactos lleva gotas especiales para hidratar tus ojos.

Come sano: Las comidas que proveen los aviones seguramente no llegan a ser satisfactorias. No elijas menús con comida que pueda incomodar a tu estómago, complementa una refacción ligera con snacks saludables como barras de granola o galletas con fibra.

Prepara un mini-kit de emergencia. El aire que usan los aviones se recicla, no dejes que los gérmenes que circulan el ambiente te afecten. Lleva vitamina C, analgésicos, antigripales y cualquier tipo de medicina que pueda prevenir futuros malestares.

No te dejes agobiar por el tiempo que vas a pasar en un avión, recuerda que el llegar al destino puede ser una agradable experiencia. Saca el mayor provecho de esta situación.