Sigmund Freud: 20 frases del padre del psicoanálisis

Un día como hoy en 1856 nació el médico neurólogo austriaco Sigmund Freud, padre del psicoanálisis.

Sigmund Freud, nació el 6 de mayo de 1856, fue un médico, neurólogo y padre del psicoanálisis.

Hemos seleccionado las mejores frases que sin duda han influido en nuestras vidas.

  1. La gran pregunta que nunca ha sido contestada y a la cual todavía no he podido responder, a pesar de mis treinta años de investigación del alma femenina, es: ¿qué quiere una mujer?
  2. Es un buen ejercicio ser del todo sincero consigo mismo.
  3. Existen dos maneras de ser feliz en esta vida, una es hacerse el idiota y la otra serlo.
  4. Uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que habla.
  5. Fumar es indispensable si no se tiene a nadie a quien besar.
  6. Desde que inicié el estudio del inconsciente, me encontré a mí mismo muy interesante.
  7. Los buenos son los que se contentan con soñar aquello que los malos hacen realidad
  8. Si quieres vivir, prepárate para morir.
  9. Un hombre que ha sido el indiscutible favorito de su madre mantiene durante su vida el sentimiento de un conquistador.
  10. El hombre loco es un soñador despierto
  11. Con solo temer a la mediocridad, ya se está a salvo.
  12. Cualquiera que despierto se comportase como lo hiciera en sueños sería tomado por loco.
  13. En temas de sexualidad, somos actualmente, todos nosotros, enfermos o sanos, nada más que hipócritas.
  14. Los sueños son a menudo más profundos cuando parecen más locos.
  15. Uno está muy loco cuando está enamorado.
  16. El precio que pagamos por nuestra avanzada civilización es una perdida de felicidad a través de la intensificación del sentimiento de culpa.
  17. La libertad del individuo no es un regalo de la civilización. Era mayor antes de haber cualquier civilización.
  18. La mayoría de la gente no quiere la libertad realmente, porque la libertad implica responsabilidad y la mayoría de la gente teme la responsabilidad.
  19. Todo chiste, en el fondo, encubre una verdad.
  20. He sido un hombre afortunado en la vida: nada me resultó fácil.