Las mejores frases de Mario Benedetti

Homenajeamos al poeta uruguayo recordando algunas de sus mejores frases

Hace 8 años el escritor y poeta uruguayo Mario Benedetti falleció a los 89 años de edad. Sin duda fue uno de los escritores más influyentes de la literatura de habla hispana, cuyo legado de 80 libros han sido traducidos a más de 20 idiomas.

Más de 40 interpretes de la canción en Hispanoamérica han incorporado sus canciones en sus repertorios, siendo Joan Manuel Serrat quien más temas ha interpretado del poeta como: Hagamos un trato, Defensa de la alegría, El sur también existe, Historias de vampiros, Los formales y el frío, entre otras.

Una de las  favoritas es “Te quiero” interpretada por Nacha Guevara y con arreglos de Alberto Favero, una canción que se desprende de un poema que pudiera tener dos vertientes una que habla de una pareja de que se ama y trabaja conjuntamente para ser “mucho más que dos”. Por otro lado se dice que el poema fue dedicado a su pueblo ya que cuando fue escrito el pueblo uruguayo estaba bajo un régimen dictatorial donde expresarse libremente podía costarte la vida.

Rendimos un homenaje al poeta con 10 de sus mejores frases:

 

1. “No sé tu nombre, sólo sé la mirada con que me lo dices”.

2. “Si el corazón se aburre de querer para qué sirve”.

3. “Qué buen insomnio si me desvelo sobre tu cuerpo”..

4. “Yo no sé si Dios existe, pero si existe, sé que no le va a molestar mi duda”.

5. “Compañera, usted sabe que puede contar conmigo, no hasta dos o hasta diez sino contar conmigo”.

6. “Mi estrategia es que un día cualquiera no sé cómo ni sé con qué pretexto por fin me necesites”.

7. “Defender la alegría como una trinchera, defenderla del escándalo y la rutina, de la miseria y los miserables, de las ausencias transitorias y las definitivas”.

8. “¿Cómo compaginar la aniquiladora idea de la muerte con este incontenible afán de vida?”.

9 “El amor no es repetición. Cada acto de amor es un ciclo en sí mismo, una órbita cerrada en su propio ritual. Es, cómo podría explicarte, un puño de vida”.

10. “Cinco minutos bastan para soñar toda una vida, así de relativo es el tiempo”.