¿Tu hijo está dejando el pañal? apóyalo y cuida no decir estas frases

Cuando tu hijo está en proceso de dejar el pañal significa que está creciendo y crecer es difícil, apóyalo con frases alentadoras y evita usar palabras inadecuadas que lo desanimen.

Dejar el pañal no es nada fácil. Este proceso de controlar el esfínter es un proceso natural en los humanos, todos los seres humanos logramos controlarlo a menos de que exista alguna característica psicológica o física que lo impida.

¿A qué edad aprendemos a  ir al baño?

No hay edad para ello, pero tampoco te espantes, ningún joven de 18 años usa pañal. Cada niño es un mundo y poco a poco, cada uno a su ritmo,  logra su independencia al “controlar el esfínter”. Recuerda que la infancia es un cúmulo de logros que cuando los van alcanzando van adquiriendo más independencia.

 

Tomando todo esto en cuenta, debemos comprender que dejar el pañal debe ser un proceso muy respetuoso y natural, no se puede obligar a un niño a dejar el pañal, ellos poco a poco cuando alcanzar la madurez necesaria en su desarrollo lo van logrando.

 

Foto: Pinterest

 

Olvida estas frases:

Es muy importante que consideres que el dejar el pañal es un proceso que lleva tiempo y que se da de manera natural  utilizar frases inadecuadas podrían significar una “obligación” y probablemente con tal de agradarte en algunas ocasiones lo logre pero podría provocar recaídas y hacerse encima, el uso de las siguientes frases no te ayudarán:

 

  • “Cuando termines de hacer pipí te daré un premio”, no le des premios.
  • “Ya eres grande tienes que hacer pipí en el baño, los pañales solo los usan los bebés”, no te anticipes a su desarrollo
  • “Te volviste a hacer encima eres un cochino” si etiquetas le restas confianza.
  • “Mira como tu prima o tu amiguito ya hace pipí en el baño, tú también deberías”, cada niño es distinto y sus procesos diferentes a los demás, no compares.
  • “Vete a tu cuarto y olvídate de ir a la fiesta, estás castigado”, no castigues.
  • “Mi hijo todavía no deja el pañal, me tiene harta”, no debes hablar delante de tu hijo sobre este proceso.


Utiliza estas frases:

Para evitar hacerlo sentir que está obligado a ir al baño utiliza frases que lo motiven mas no que lo obliguen.

  • “Voy al baño, te gustaría acompañarme”, de esta manera te involucras en el proceso.
  • “Este es el baño, lo utiliza mamá y papá, aquí están los pañales”, muéstrale dónde están las cosas incluso en ocasiones pídele que te los traiga
  • “Ya veo que estás mojado, ¿estás cómodo? vamos a cambiarnos”, en lugar de regañarlo acompáñalo en el proceso.
  • “Te gustaría que leyéramos este libro en el baño”, fomenta el hábito.

 

Ayudar en este proceso es más sencillo de lo que parece, habla mucho con tu hijo, mientras lo cambias indicale las partes del cuerpo, describe lo que estás haciendo y pídele que te ayude a cambiarlo.

 

Usa juegos divertidos relacionados con ir al baño, secuencias y canciones, que le hagan saber que ir al baño es un proceso divertido y no engorroso.