Estrés y sedentarismo incentivan episodios de migraña

En el más reciente foro mundial de médicos entorno a la migraña se detectó que el estrés, los trastornos del sueño y el sedentarismo aumentan la frecuencia de episodios de migraña.

En promedio, 12 por ciento de la población mundial padece está enfermedad caracterizada por fuertes dolores de cabeza, pulsátil e intensos que habitualmente afectan a un lado de la cabeza u ambos lados y vienen acompañados de síntomas visuales, como visión borrosa, fotofobia o sonofobia y molestias gastrointestinales como náusea o vómitos.

La migraña tiene un componente hereditario, es decir, 60% de probabilidad de padecer migraña a lo largo de tu vida si un familiar en primer grado la padeció. Se ha detectado también, que en su mayoría son las mujeres quienes más la padecen; de acuerdo a los expertos esto podría explicarse a que ‘cambios hormonales’ potencian las cefaleas, haciendo más proclives a las féminas a padecerla.

Otro de los detonantes de la migraña es asociado con cambios en la presión atmosférica, cambios de estaciones y algunos alimentos o bebidas como el vino tinto, chocolate, café, soya, entre otros.

Hasta el momento no existe una causa común que desencadene está enfermedad, ni siquiera una edad promedio de aparición, por ello cada paciente debe ser analizado en lo individual para otorgarle el medicamento y las dosis adecuadas.