Día Mundial del Cáncer de Ovario, cuatro mil casos al año en México: síntomas y tratamiento

Hoy 8 de Mayo es Día Mundial de la Concientización del Cáncer de Ovario. Este tipo de cáncer puede ser detectado desde los 30 años

A partir del año 2013, el día 8 de Mayo se conmemora el Día Mundial de la Concientización del Cáncer de Ovario. El objetivo es dar a conocer la importancia del diagnóstico temprano y que en México el tratamiento es gratuito a través del Seguro Popular.

México ocupa el segundo lugar mundial con mayor prevalencia de cáncer de ovario, con cuatro mil casos nuevos diagnosticados al año, la mayoría de los cuales son tratados tardíamente, afirmó la diputada Flor de María Pedraza Aguilera (PAN), presidenta del Comité del Centro de Estudios para el Adelanto de las Mujeres y la Equidad de Género.

Al igual que otros tipos de cáncer los factores de riesgo se agrupan en biológicos, de la historia reproductiva de la paciente y de estilos de vida. Los primeros se deben al envejecimiento, a mayor edad es mayor el riesgo; hereditarios y la vida menstrual de más de 40 años o en etapa temprana antes de los 12; por ser portador de genes BRCA1 o BRCA2.

Estas son 8 señales tempranas de cáncer de ovario:

  • Distensión abdominal.
  • Dolor pélvico o abdominal.
  • Dificultad para comer o sensación de saciedad que aparece rápidamente.
  • Síntomas urinarios, como urgencia o frecuencia.
  • Fatiga.
  • Molestias estomacales.
  • Indigestión.
  • Dolor de espalda.
  • Dolor durante el coito
  • Estreñimiento
  • Irregularidades menstruales
  • Bulto o masa pélvica

Las mujeres que tienen cualquiera de los síntomas que se indican casi a diario durante más de una semana deben consultar a su médico de cabecera o a un ginecólogo.

La prevención es la clave. La Secretaría de Salud informa que adoptar nuevos estilos de vida saludables y realizar ejercicio, contribuyen con la prevención de este padecimiento, y ante el conocimiento de los signos y síntomas, se recomienda solicitar un diagnóstico en cualquier unidad de salud, que se realiza mediante estudios que incluyen un examen clínico; ultrasonido endovaginal o abdomino-pélvico y el examen sanguíneo del antígeno CA-25.

La mayoría de los casos se diagnostican entre los 40 y los 59 años de edad,  No obstante, hay un número significativo de casos desde los 30 años.