El corsét no se crea ni se destruye, solo se transforma

Se trata de la nueva tendencia del street style. Un corsét a la vista es lo de hoy, póntelo y siéntete más sexy

En otros tiempos, las mujeres lo usaban para acentuar su figura y aunque es una prenda que data sel siglo XVI, hoy está más viva que nunca. El corsét se apodera del street style, sobre una t-shirt o para ceñir un vestido holgado, es lo de hoy.

Es literal una tipo faja con agujetas para ajustarla a tu tipo de cuerpo. Puedes elegir entre varios colores y estilos que seguro le darán un toque retro a tu look. Es una prenda tan linda que, por supuesto, no puede ir escondida. Es para que se vea a simple vista y justo por encima de todos tus outfits.

El secreto para tener una cintura de avispa. Formar la cintura con un corsét (como lo hacían antaño) se ha convertido en el truco mejor guardado de las celebridades para tener una cintura de 60 centímetros y lista para la temporada de bikinis.

Kendall Jenner apuesta por el corsét.
Kendall Jenner apuesta por el corsét.

Pouya Shafipour, médico de Los Ángeles cree que el entrenamiento de cintura tiene más que ver con sentirse segura de sí misma que en realidad con perder algo de grasa. Y psicológicamente te da un efecto efectivo con, incluso, una mejor postura.

Los primeros corsés se encuentran en las civilizaciones antiguas de Micenas y Creta, pero en Occidente aparece en el siglo XVI, al popularizarse su uso en la corte de los Medici. Su propósito inicial era conseguir un torso cónico, rígido y estilizado para las damas de la aristocracia y la nobleza.

En el siglo XVII en las Cortes europeas, en un contexto de lujo absoluto, el torso cónico original se modifica para conseguir estrechar la cintura y alzar el busto, además de realzar las caderas que se exageran poniéndose alrededor de ellas una rosca de algodón que ahuecaba más las faldas.

Balmain presentó en su más reciente colección una buena cantidad de preciosos corséts. Otros diseñadores se han unido a la tendencia. Las celebridades la aman. ¿Y tú, para cuándo?