Copa menstrual, un rotundo sí. Todo lo que debes saber

Hay buenas razones para dejar de usar tampones y toallas desechables. La copa menstrual es lo de hoy

No es algo que veamos en el supermercado, ni anunciado en espectaculares, ni que escuchemos en spots radiofónicos. Hay aún poca información sobre la copa menstrual. Así es que aquí y ahora revelaremos toda la información que necesitas para, por fin, dar un rotundo sí a la copa menstrual. Higiene, comodidad, seguridad, conciencia ambiental y conciencia corporal, tiene muchos beneficios.

Las copas menstruales comenzaron a utilizarse durante el siglo XIX, aunque comenzaron a producirse de forma industrial hasta la década de 1930. La copa menstrual es un recipiente que se inserta en la vagina durante la menstruación para depositar el flujo menstrual y a pesar de “n” cantidad de tabúes, va ganando terreno.

  1. Materiales. Pueden ser de silicón, látex o silicón. Sin embargo las más comunes son de silicón de grado médico.
  2. Tamaños. Aquí el tamaño sí importa. Se recomienda la talla “grande” a las mujeres que han tenido hijos o mayores de 30-35 años, aunque cada caso es particular.
  3. No absorbe, solo recolecta. Las copas menstruales tienen una capacidad de 15 ml aproximadamente y no debes preocuparte de que se llene. Aunque varía entre cada mujer, el promedio de flujo diario es de 3 ml.
  4. ¿Cómo se coloca? La copa menstrual se inserta en la parte baja de la vagina, no tan profundamente como los tampones. Al estar en el interior, se abre y acumula la menstruación, en lugar de absorberla
  5. ¿Cómo se vacía? Lo más recomendable es vaciarla cada 8 o 12 horas para evitar una posible infección. Y no tendrás que preocuparte por posibles escurrimientos ni olores desagradables. Copa mentrual 1 – Tampones y toallas desechables 0.
  6. PH. El silicón con que están hechas la mayoría de las copas menstruales, no altera el PH vaginal, lo cual a la larga ayuda a prevenir infecciones.
  7. Segura. Se puede dormir con la copa, nadar con la copa, hacer ejercicio y hasta malabares.
  8. Hasta que 10 años nos separen. Es un compromiso a largo plazo. Una copa menstrual puede llegar a durarte de 5 a 10 años.
  9. No tóxicos. Tampones, toallas sanitarias y pantiprotectores, contienen asbesto, rayón, dioxina y otros componentes tóxicos.
  10. Tu cartera lo agradecerá. De 100 a 500 pesos cada 5 a 10 años.