Consejos prácticos para la limpiar tu casa

La limpieza de tu casa no tiene que ser tediosa, ¡estos consejos te ayudarán! (Foto: AP Images)

El cambio de temporada trae consigo varios cambios en sí. El limpiar tu casa te da un comienzo fresco, aquí te brindamos consejos prácticos para hacerlo.

Cocina:

  • Deja remojando en jabón platos, ollas y cualquier utensilio que se tenga que lavar primero, hará que sea más fácil de limpiar luego.
  • Trabaja siguiendo las agujas del reloj. Comenzar desde lo más fácil y dejar lo difícil de último evitara que arrastres la suciedad. La estufa podría ser la ultima opción ya que lleva más tiempo y esfuerzo.
  • Usa toallas de papel para trabajos simples, para trabajo pesado recomendamos las de microfibra. Son reutilizables y muy fáciles de lavar.
  • Las esponjas pueden guardar muchas bacterias, una manera de desinfectarla es exprimiéndola y ponerla en el microondas por 1 minuto. Cuando se ve gastada y huele mal opta por usar una nueva.

Baño:

  • Un tip curioso es usar refresco en polvo de notas cítricas para limpiar el retrete. Una cucharadita en el tazón hará que el ácido trabaje y la suciedad se vaya fácil.
  • Como mantenimiento se puede verter agua hirviendo dos veces a la semana por los desagües, evitando así que se tapen.
  • Para puertas brillantes frota aceite de limón con un paño sobre ellas, esto hace que el agua resbale y evita manchas.
  • Las cortinas no plásticas se pueden lavar en la lavadora junto con otras toallas, ellas harán el trabajo de restregar por ti.

Cuarto:

  • La mitad del trabajo es hacer la cama, esta hace que el cuarto se vea ordenado. Mentalizarte para hacerla todo los días al salir de ella te ayudará en gran manera.
  • Organiza tu clóset y trata de mantenerlo de esa manera. Ve que haya un lugar en especial para cada artículo, desecha la ropa o accesorios que no uses o crees que no deberías usar y aparta lo que se puede donar a fundaciones.
  • La mesa de noche con lo esencial y nada más. Reloj, lampara y una caja de pañuelos desechables es lo único necesario. Para libros, cremas u otros puedes guardarlos en una canasta o caja al lado de tu cama.

En general:

  • Trabaja siempre de arriba para abajo, la suciedad de mesas o otros muebles cae al piso así que déjalo de último.
  • Haz varias cosas a la vez. Doblar ropa mientras ves televisión u organizar la sala mientras hablas por teléfono harán que estas tareas no sean tan pesadas.
  • Calcula tu tiempo, ve cuanto te toma hacer cada cosa y trata de no sobrepasarlo.

Con estas herramientas puedes ahorrar tiempo y tener una casa más limpia y organizada.